Última
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El CD Tenerife incapaz de marcar cae por dos goles ante el Cádiz leer
A BABOR FRANCISCO POMARES

Rectificar (a medias)

24/ene/19 6:38 AM
Edición impresa

El PSOE canario ha solicitado una reunión urgente "y de alto nivel" con la ministra de Hacienda, para manifestar la preocupación de los socialistas por la "inseguridad jurídica" de la reforma fiscal incorporada a los presupuestos, y cómo invalida el REF. El PSOE ha tardado unos días en reaccionar ante la evidente supresión de las ventajas fiscales canarias en los presupuestos, fruto probable del desconocimiento en Hacienda de los cambios introducidos por el nuevo REF y su blindaje estatutario. El primero en dar la voz de alarma entre los socialistas fue Antonio Olivera, presidente de la Zona Especial Canaria, entidad que -sin embargo- no ha salido mal parada en estas cuentas del Estado, quizá porque alguien se tomó la molestia de recordarle a los técnicos de Hacienda los cambios introducidos por el nuevo REF en la ZEC. Ojalá alguien del PSOE canario hubiera tenido el criterio de forzar un encuentro previo con Hacienda para fijar los asuntos canarios. No tiene sentido suponer que sólo el Gobierno regional deba ocuparse de defender el cumplimiento de los acuerdos que tienen que ver con las Islas. Pero es verdad que nadie tuvo acceso a los presupuestos antes de ser publicados. El mismo Ángel Víctor Torres reconocía desconocer como quedaban reflejados en las cuentas los acuerdos con Canarias. No puede culparse al PSOE canario de la ignorancia de Madrid en relación con los nuevos fueros isleños -REF y Estatuto-, pero sí a su secretario general, y a alguno de sus líderes, como el diputado Sebastián Franquis, por asumir el papel de voceros y defensores de los errores de Madrid. Cierto es que el principal problema estriba en que Sánchez sólo consultó con Podemos antes de presentar los presupuestos para 2019.

Y así les ha ido: ahora habrá que corregir en la fase de enmiendas el desbarajuste que para el diferencial fiscal de las empresas canarias, retocado en el REF en su última versión, supone esta reforma que se olvida de una ley aprobada en las Cortes con la única oposición de Podemos.

Sánchez ha vuelto a patinar con Canarias. Es difícil imaginar que el presidente del Gobierno o los responsables de la Hacienda estatal pudieran olvidarse en los presupuestos (o en la reforma de la fiscalidad de las empresas que se incorpora a la zorruna a los presupuestos) de los fueros navarros o del cupo vasco. A riesgo de ser tildado de victimista, diré que cada vez que el Gobierno de la Nación se pasa por el arco de triunfo derechos adquiridos y recogidos en leyes consensuadas y aprobadas en el Congreso, es probable que algo tenga que ver eso con Canarias. Ahora la ministra Montero asegura que es voluntad del Gobierno de Sánchez "preservar y cumplir con el REF al cien por cien". No lo creo: lo que van a hacer es incluir en la reforma fiscal el diferencial de nuestras empresas, porque si no lo hicieran, perderían ese pleito en los Tribunales. Pero los cuartos comprometidos en inversión no van a venir. Sánchez ya ha decidido qué hacer con esos cuartos (regar con ellos Cataluña y Valencia) y no va a modificar los presupuestos para que Canarias se sitúe en la inversión media estatal. Alguien de los suyos podría explicarle a la ministra que eso es también incumplir con el REF.

A BABOR FRANCISCO POMARES