Santa Cruz de Tenerife

Sí se Puede y PSOE abren la puerta a una moción de censura en Arico

En medio de reproches por las negociaciones infructuosas del año pasado, ambas fuerzas mostraron ayer, ante el Pleno, su disposición a negociar el cambio del gobierno municipal.
J.A. Medina, Arico
19/may/17 6:05 AM
Edición impresa

El Pleno del Ayuntamiento de Arico se reunirá hoy con carácter extraordinario y urgente para dejar sin dedicación exclusiva o parcial a la alcaldesa y a todo el gobierno municipal, que se quedarán sin sueldo a partir de mañana. Es el último paso del proceso iniciado el 29 de septiembre, cuando el mismo órgano decidió reducir el 45% del salario del grupo gobernante sobre el que ahora, también, se cierne el riesgo de una moción de censura o de cambio.

En la sesión extraordinaria celebrada ayer quedó claro que el PSOE y Sí se Puede están en disposición de negociarla, a pesar del desencuentro que protagonizaron en las negociaciones que tuvieron sobre la misma cuestión el pasado año, después de que el gobierno local perdiera la mayoría en el pleno al escindirse el ahora concejal no adscrito, Ramón Martín, cuyo voto posibilitó la reducción salarial que hoy dejará sin sueldo a los concejales de CC, CCN y PP.

"A mí me gusta el café claro", le dijo Ramón Martín al único edil ecosocialista, Sebastián Martín, después de que este propusiera al Pleno la constitución de un "gobierno de concentración", lo que le generó las críticas de todos los grupos políticos, especialmente del socialista.

Su portavoz, Olivia Delgado, le reprochó que pretendiera "desvirturar" la sesión plenaria introduciendo argumentos ajenos al orden del día y le espetó que "un gobierno no se cambia a golpe de titulares", sino a través de una moción de censura "a la que usted nos ha dicho que no le interesa en dos ocasiones, que no está dispuesto a apoyarla, incluso cuando le propusimos que no estuviera en el gobierno". Después de reprocharle que "me recuerda a Pablo Iglesias", Delgado pidió al concejal de SsP "seriedad, respeto y rigor". La portavoz del PSOE terminó "invitándole a sentarse y negociar un programa de gobierno y a firmar la moción de censura".

"Podemos hablar de moción de censura, sin problemas", replicó Sebastián Martín (Sí se Puede), no sin antes defenderse explicando que en su intervención habló de consenso y de formar un gobierno de concentración.

La Corporación municipal de Arico está formada actualmente por cinco concejales del PSOE, tres ediles del Centro Canario (CCN), dos del Partido Popular (PP), uno de Coalición Canaria (CC) -la alcaldesa-, uno de Sí se Puede y un no adscrito (procede de CC). El grupo de gobierno lo integran CC, CCN y PP, que suman seis votos, mientras que la oposición tiene la mayoría, con siete.

El concejal no adscrito, Ramón Martín, tampoco puso reparos a hablar sobre la censura.

El pleno celebrado ayer tenía como motivo principal acordar las medidas para paralizar la construcción del parque eólico La Morra, obra que detuvo el Cabildo "por la denuncia de una vecina, no porque este ayuntamiento actuara", aseguró la portavoz del PSOE, Olivia Delgado. Más de tres horas de debate y un receso sirvieron para que, por unanimidad, el consistorio contrate a un equipo jurídico especializado que asesore al Pleno sobre las acciones en relación a los acuerdos sobre las instalaciones de energías renovables. Entre ellas, recurrir a la vía judicial para la paralización cautelar de la ejecución de los proyectos de parques eólicos proyectados entre la autopista y la costa, así como presentar cuantos recursos se precisen a la declaración de interés general de los mismos por parte del Gobierno canario.

Una comisión de seguimiento, en la que estarán representados los cinco partidos políticos presentes en la corporación, velará por el cumplimiento del acuerdo plenario, que incluye la regulación y planificación de las instalaciones de energía renovable en el municipio mediante los mecanismos que le corresponden al Gobierno de Canarias y al Cabildo.

Andrés Martínez (PP) fue quien advirtió de la necesidad de ser prudentes y despejar toda duda jurídica a fin de evitar daños al municipio por posibles indemnizaciones a los promotores de los campos eólicos.