Santa Cruz de Tenerife

El presidente no se pronuncia sobre las acusaciones de terrorismo social


EL DÍA, Tenerife
30/jun/05 12:46 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno, Adán Martín, eludió ayer responder en la sesión plenaria celebrada en el Parlamento a una pregunta formulada por el PSOE en la que se le cuestionó si compartía las acusaciones de practicar "terrorismo social" que el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Luis Suárez Trenor, pronunció públicamente en referencia a los opositores al puerto de Granadilla.

Martín, que evitó pronunciarse, sí agradeció a la Autoridad Portuaria y al Ayuntamiento de Granadilla la defensa del proyecto, señalando que él siempre se ha dirigido "con respeto institucional" cuando ha rebatido a los opositores al puerto.

El diputado socialista Santiago Pérez insistió en que declaraciones de ese estilo hubieran supuesto la destitución fulminante de su protagonista en cualquier otro país democrático y, además, denunció cómo algunas autoridades de Coalición Canaria (CC) rivalizan entre sí para ver quién es capaz de lanzar las mayores descalificaciones a los opositores al puerto de Granadilla.

En opinión de Pérez, el proyecto debe basarse en el consenso social y el respeto de la legalidad "con exquisitez", porque de lo contrario, explicó, "su futuro puede ser el mismo que el del istmo de Las Palmas".

Martín defendió la importancia estratégica que representa el proyecto y destacó que sus dimensiones finales son fruto del consenso entre los partidos parlamentarios y las instituciones: "Esta infraestructura es necesaria para captar el tráfico de transbordo, reducir el coste de los aprovisionamientos y proyectar a Canarias como gran centro logístico", concluyó.