Sucesos
LO ÚLTIMO:
La autopsia revela que la mujer de La Orotava fue estrangulada y las niñas asfixiadas leer

Encuentran degollado al vecino de Guamasa desaparecido el jueves

El cadáver de Manuel Marcos García apareció en la mañana de ayer entre los matorrales de una casa abandonada, junto a la carretera general del Norte.
El Día, S/C de Tenerife
9/jul/18 6:34 AM
Edición impresa
 

El cuerpo del vecino de Guamasa (La Laguna) que desapareció durante la noche del pasado jueves fue encontrado en la mañana de ayer con signos de violencia. Manuel Marcos García recibió una agresión con arma blanca y sufrió varios cortes en el cuello.

El cadáver apareció entre los matorrales de una casa abandonada y en ruinas, situada junto a la carretera general del Norte, en las proximidades de donde estuvo la discoteca Nooctúa. Su familia lo buscaba desde el viernes e interpuso denuncia en la Comisaría de la Policía Nacional.

Manuel Marcos no tenía coche y todo indica que, en el momento de ser agredido mortalmente, se dirigía andando hacia su casa, que se encuentra a unos 200 metros del enclave en el que lo degollaron.

Durante la noche de los hechos, Manuel y su pareja sentimental estuvieron bailando en las instalaciones del centro cívico de Guamasa. Después abandonaron el recinto y él acompañó a dicha mujer hasta su vivienda. Posteriormente, se cree que el hombre pudo regresar andando hacia la vivienda de su madre, en la que residía.

A la altura de donde estuvo el establecimiento conocido como La Casa Parrandera pudo producirse el homicidio de Manuel.

Su familia lo buscó el viernes y el sábado por los lugares que solía frecuentar, pero sin éxito.

En la mañana de ayer, una vecina que caminaba por la mencionada carretera general vio tirado en el suelo el documento nacional de identidad de Manuel, así como manchas de sangre.

Ante dicha situación, la ciudadana avisó a la familia del hombre desaparecido, puesto que sabía que lo estaban buscando.

El entorno de la víctima indicó que el hombre pudo ser atacado en la vía pública y, después, el autor o autores lo arrastraron hacia la referida vivienda en ruinas.

Según las mencionadas fuentes, en estos momentos Manuel estaba desempleado.

Durante algún tiempo, Marcos García se ocupó del mantenimiento de los jardines de La Casa Parrandera.

Un amigo de la familia explicó que la víctima era una persona "que no se merecía esta muerte, porque no podía ser más bueno y tenía un carácter conciliador y sociable".

Apuntó que "no nos podemos imaginar qué ha pasado". Un residente en Guamasa señaló ayer que Manuel "evitaba los problemas".

La investigación del homicidio ha sido asumida por la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional de La Laguna.

A mediodía de ayer se produjo el levantamiento del cuerpo, que fue trasladado hasta el Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife, donde se le practicará la autopsia para conocer las causas reales del fallecimiento y determinar cuántas lesiones tiene y cómo se produjeron.