Santa Cruz de Tenerife

Detenido un preso violento fugado tras un permiso

P.F., S/C de Tenerife
30/jun/17 6:03 AM
Edición impresa

La Policía Nacional detuvo en la tarde de ayer, pasadas las 20:00 horas, a J.C.R.A., un preso muy violento, que el pasado mes de marzo fue condenado por dar machetazos a un joven que acabó perdiendo un ojo. Los hechos por los que fue condenado ocurrieron en 2014 y ayer protagonizó un fuerte altercado en La Victoria para evitar su captura por la Guardia Civil y la Policía Local.

J.C., condenado por varios delitos a cerca de 20 años de prisión (10 años solo por el citado caso de intento de asesinato con un machete), recibió un permiso penitenciario, pero no regresó a Tenerife II. Y la autoridad judicial decretó una orden de búsqueda, captura y reingreso en la cárcel.

Y una patrulla de la Guardia Civil y otra de la Policía Local acudieron ayer a su domicilio para intentar apresarlo.

Los hechos ocurrieron en la carretera general de La Victoria desde las cuatro y media de la tarde.

Sin embargo, ni J.C. ni su hermano, J.D., al que está muy unido, estaban dispuestos a facilitar la detención. El primero se atrincheró en la vivienda. J.D. (también condenado a nueve años y seis meses por atropellar intencionadamente a la víctima de los machetazos, pero que recurrió) salió de la casa con la intención de agredir a un guardia civil, pero un policía local impidió el ataque.

Además, desde la vivienda se lanzaron butacas y losetas. Aunque los funcionarios no resultaron heridos, los objetos sí causaron daños en un coche aparcado en la calle.

Los agentes recibieron insultos, amenazas y provocaciones, como "te voy a quemar la casa", "sé dónde vives", entre otros.

Pasadas cuatro horas, J.C. huyó del dispositivo policial por medios que aún se investigan.

Pasadas las 20:00 horas, la Policía Nacional lo interceptó cuando andaba por la zona de Las Dehesas, en el municipio del Puerto de la Cruz. Al ser arrestado, no opuso resistencia.

Las fuerzas de seguridad sospechan que alguien pudo facilitar la fuga frustrada del preso en algún vehículo hasta dicho enclave tinerfeño.