Santa Cruz de Tenerife

En el Sur, por tierra, mar y aire

En coche, a Granadilla; en helicóptero, a Adeje, y por mar hasta Arona, por ejemplo. La Noche de los Sueños de Candelaria marcó ayer el mayor de los cambios en esta fiesta tradicional.
El Día
6/ene/18 6:28 AM
Edición impresa

L legaron al Ayuntamiento de Candelaria en pleno Carnaval "con una gran tamborada compuesta por las batucadas de Almagec, Tropicana y Tropicana Infantil". La alcaldesa, María Concepción Brito, les entregó la llave que abre todas las casas. Después, a lomos de sus camellos desfilaron por la calle La Arena hasta la plaza de la Patrona de Canarias, donde recogieron cartas de manos de los pequeños.

Candelaria cambió ayer su tradicional víspera de la Epifanía por una tarde en la que la plaza era un enjambre de zonas diferenciadas para la diversión de niños, jóvenes y adultos. Una hora antes de la recepción de la Reyes Magos, el entorno de la Casa Consistorial estaba abarrotado y la Plaza de la Patrona era un enjambre. Hasta la calle La Arena vivió momentos mágicos, con animación y el paseo de época en el que participaron personajes y princesas Disney, con una ambientación propia de los sueños y recitales a cargo de la Nueva Banda de Igueste y la Banda de Música Las Candelas. Frente al ayuntamiento, una mini granja con ovejas, baifos, burros y los propios camellos de los Reyes Magos acercaron la naturaleza.

En este tiempo de la imagen, los candelarieros esperaron la llegada de los Reyes Magos disfrutando de varios "shows" y fotografiándose en el "Paseo de la Fantasía" con sus personajes animados favoritos, entre los que no faltaron las princesas Disney y los superhéroes. Otros optaron por "adornarse" con pintacaras, mientras otros muchos disfrutaron de castillos, globoflexia, manualidades, trenecito, minicarrusel, golosinas y chocolate y artesanos del carbón.

Más al Sur, los Reyes Magos llegaron a Adeje a bordo de un helicóptero que los transportó hasta el Campo Municipal de Fútbol, donde unas 3000 personas esperaban y los niños entregaron sus cartas. Un espectáculo infantil hizo las delicias en los minutos previos y decenas de personajes de televisión, pajes, grupos coreográficos, comparsas y los bomberos los acompañaron por varias calles del casco urbano hasta la plaza de España.

Vilaflor, por contra, sufrió un apagón en torno a la siete de la tarde (por desconexión de la línea Chayofa-Vilaflor a consecuencia del fuerte viento), imposibilitando la celebración de la Cabalgata.

En Granadilla aprovecharon la luz de una "tarde primaveral" para recibir a los Reyes Magos de Oriente, que llegaron a bordo de coches clásicos descapotables. Fueron dos kilómetros de desfile por el casco hasta el pabellón Los Hinojeros.

Y faltaba la llegada por mar. Fue en Los Cristianos (Arona), como es tradición. Pueblo marinero que acompañó a los Magos de Oriente por las calles de siempre, a las que retornarán el próximo año.

En cualquiera de los municipios del Sur de la Isla, la tarde/noche de ayer volvió a ser la de la ilusión, de los nervios, de los camellos y los caramelos, muchos caramelos.