Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El promedio de suicidios este año en la Guardia Civil es de uno cada 22 días leer

Las redes sociales, un nicho para las mafias de la inmigración

Las organizaciones que trafican con migrantes recurren a Facebook para publicitar sus servicios y captar clientes La compañía asegura que retirará estos contenidos.
Marta Borrás (Efe), Bruselas
16/jun/17 6:21 AM
Edición impresa

Las mafias que trafican con migrantes han hallado en las redes sociales, en particular Facebook, un nicho idóneo para publicitar sus servicios y captar clientes, una tendencia que se consolidó en 2016 y trae de cabeza a las policías europeas. El Centro Europeo contra el Contrabando de Migrantes (EMSC) de Europol recibió información sobre 1.150 cuentas sospechosas en medios sociales el pasado año, frente a las 148 de 2015, según su informe anual hecho público este año.

Teniendo en cuenta "las dinámicas de la migración, el EMSC espera que en 2017 los medios sociales consolidarán aún más su posición como plataforma" para difundir sus servicios, según el informe.

En una reciente charla con periodistas españoles en Catania, la experta de Europol Lara Alegría expuso que el uso de las redes sociales por parte de los traficantes es una de las prioridades de trabajo de la Policía europea para 2017.

"Hemos visto que hay un amplio espectro de servicios que están siendo anunciados en los medios sociales, desde alojamiento a transporte, pasando por documentos falsos de identidad, visados, matrimonios simulados, lo que sea", agregó.

Otra fuente de Europol indicó a Efe que existe un número cada vez mayor de medios sociales "que publicitan paquetes de inmigración completos, que incluyen la entrada a un país, la residencia e incluso permisos de trabajo, así como matrimonios y educación para los niños".

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha constatado que un mayor número de los inmigrantes que llegan a Italia o Grecia ha sido "reclutado" a través de redes sociales, "sobre todo de Facebook", señaló a Efe su director para la UE, Noruega y Suiza, Eugenio Ambrosi.

Esas paginas, prosiguió, ofrecen una amplia gama de servicios, como el transporte, documentación, contratos de trabajo y otras promesas muchas veces "falsas".

Se trata de una actividad difícil de rastrear, por tratarse de cuentas que "se crean y desaparecen en un día o dos". El director de la OIM recordó que son actividades "extremadamente lucrativas", que exigen una inversión mínima a los traficantes.

Según el EMSC, junto a la dominante Facebook se detectó en 2016 "un ligerísimo movimiento hacia otros proveedores de servicios, como Telegram".

Consultado por Efe, un portavoz de Facebook aseveró: "publicar cualquier contenido que (sirva para) coordinar el tráfico o el contrabando de personas es contrario a los estándares de la comunidad de Facebook y será retirado cuando se nos comunique".

Las mafias también se camuflan en plataformas como redes entre pares (P2P) para el alojamiento entre particulares o páginas web que ponen en contacto a usuarios para que compartan vehículo, según el informe.