La Palma
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El CD Tenerife incapaz de marcar cae por dos goles ante el Cádiz leer
LOS LLANOS DE ARIDANE

La lucha contra las plantas de asfalto ve "la luz al final del túnel"

El Día, Los Llanos de Aridane
4/feb/19 1:05 AM
Edición impresa

El Día, Los Llanos de Aridane

La plataforma contra la instalación de plantas de asfalto en el Valle de Aridane afirma que después de 10 años "de complicada lucha" por fin "ya vemos la luz al final del túnel" al objeto de cumplir su objetivo.

Esta afirmación se justifica por el dictamen del Consejo Consultivo de Canarias en contra de la planta de asfalto de Unaspa, instalada en el polígono industrial del Callejón de la Gata, básicamente porque incumple el régimen de distancias de 2.000 metros respecto a los núcleos de población mas próximos.

Este argumento de las distancia ha sido defendido desde el principio por la plataforma, obteniendo no solo el dictamen del Consultivo sino en su momento del Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

"El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane ha tenido que reconocer que en el municipio hay que aplicar y respetar el régimen de distancias respecto a núcleos de población, y queremos advertir que en la zona sur del polígono industrial hay por lo menos dos instalaciones que incumplen esa distancia", subraya este colectivo.

La plataforma recuerda que tras la sentencia en contra de la primera de las dos plantas de asfalto que se instalaron en el Callejón de la Gata, de Gabriel Ruiz Romero, "casi nadie esperaba que el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane le diera indirectamente, por negligencia manifiesta de los servicios jurídicos municipales, la licencia de instalación y apertura a la planta de Unaspa por silencio administrativo, pese a nuestras reiteradas advertencias". "El silencio administrativo del Ayuntamiento fue un despropósito que ha dado lugar a cinco años más de lucha", sentencia.

Este colectivo entiende que el dictamen del Consultivo, "todo parece indicar que la planta de asfalto de Unaspa caerá por las mismas razones que la de Ruiz Romero. Ya está agotada la vía administrativa y solamente le queda al empresario la vía del Contencioso, y, en último término, el TSJC".

Por último, este grupo de personas se sienten "orgullosas de liderar un movimiento ciudadano que debe ser un referente para todos aquellos que defienden la salud de las personas y el respeto por el medio ambiente, derechos recogidos en nuestra Constitución".

LOS LLANOS DE ARIDANE