Nacional

Los periodistas que destaparon el caso del máster: "Cifuentes mintió ante el Parlamento y ahora ante el Juzgado"

Afirman estar "muy tranquilos" y que no revelarán sus fuentes ante el juez, ya que les protege el derecho a informar
Madrid, Europa Press
28/jun/18 10:51 AM
eldia.es
Los periodistas de eldiario.es Ignacio Escolar y Raquel Ejerique a su salida del juzgado de Instrucción número 29 de Madrid./Diego Perez Cabeza (EFE)

Los periodistas de 'eldiario.es' Ignacio Escolar y Raquel Ejerique han acudido esta mañana a los Juzgados ordinarios para recoger la querella de la expresidenta regional Cristina Cifuentes contra ellos por un delito de revelación de secretos por las informaciones que destaparon el caso máster, afirmando que de su lectura han encontrado "unas cuantas mentiras" que no sostienen la acusación.

"No me sorprende nada porque Cristina Cifuentes ha mentido ante el Parlamento, ante rueda de prensa, ante los ciudadanos y ahora, miente ante el Juzgado". Así de rotundo lo ha dicho el director de este diario digital, quien junto a la jefa de Política Social están querellados por el citado delito, penado en sus tipos agravados con hasta siete años de cárcel.

Los periodistas han destacado que se encuentran "muy tranquilos", ya que les protege su derecho constitucional a no revelar sus fuentes y es algo que harán cuando se les cite a declarar como investigados en el Juzgado de Instrucción número 29 de Madrid.

Tras recoger la querella, Escolar ha insistido en que con las informaciones que publicaron durante 35 días no cometieron "delito algún". "Lo que hemos revelado son presuntos delitos que se están investigando en este mismo edificio en otro juzgado", ha afirmado en relación al caso que instruye la juez Carmen Rodríguez-Medel en el que ya hay catorce imputados, entre ellos la expresidenta regional por cohecho y falsedad documental.

Sobre el caso, el periodista ha detallado que una de las "mentiras" de la exmandataria madrileña por ejemplo es su afirmación acerca de que "fue un error administrativo el que provocó que su expediente cambiara. "Y eso, en el Juzgado se está demostrando que no es así", ha aseverado.

Escolar cree que Cifuentes intentó el pasado martes ganar tiempo alegando que sufría migrañas para evitar declarar ante la jueza, manifestando que le da la "impresión" de que eligió una enfermedad difícil de acreditar por un forense.

En su opinión, quería prolongar su declaración para esperar "si imputan a Pablo Casado --candidato a presidir el Partido Popular-- y con ese argumento pedir que su caso vaya al Tribunal Supremo".

"En el Supremo los jueces son nombrados directamente por el Poder Judicial, nombrado directamente por el Parlamento. Es probable que tenga jueces más favorables que los que encuentra en Plaza Castilla. Pero eso en el fondo es un fraude. Cifuentes es un ciudadano más. Hoy no está aforada. Y tiene que responder ante el mismo Juzgado que vengo yo", ha dicho.

"NOS INTENTÓ CALLAR"

Tras afirmar que está "muy tranquila" con sus informaciones periodísticas, Ejerique ha subrayado que con esta querella Cifuentes les intentó "callar" en un momento.

"Es un aviso a navegantes. Pero hay que decir claro y alto que la misión de los periodistas es revelar secretos y lo vamos a seguir haciendo. Nosotros y tantos otros compañeros. No nos asustan con las amenazas de cárcel ni de querellas", ha recalcado.

Así, ha señalado que les asiste el derecho a informar y el derecho de los ciudadanos a ser informados. "Lo hemos hecho con veracidad y asumiremos el recorrido de la querella y lo volveríamos a hacer. Si tenemos la oportunidad de volver a destapar secretos, lo volveremos a hacer porque es la misión de cualquier periodista", ha agregado.

También ha querido agradecer que hayan sido apoyados por "colegas" y asociaciones de la prensa, tachando de "intolerable" el hecho de que Cifuentes haya pedido en la querella investigar a todas las fuentes que participaron en la información.

"Socialmente y periodísticamente es un clamor que acciones como estas no se deben consentir en Democracia. Publicamos información durante 35 días y había muchas fuentes. No las vamos a revelar. Los hechos son sagrados y las fuentes son sagradas. Este antiguo lema del periodismo está vigente y jamás lo vamos a revelar", ha zanjado.

El abogado de los periodistas ha destacado que el Juzgado ha actuado conforme a criterios jurisprudenciales con la admisión a trámite de la querella. "El relato todo es mentido. Después solicitaremos sobreseimiento porque la querella no se sostiene ni cuando se presentó ni hoy", ha concluido.

También acudió a recoger la querella el profesor de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) Salvador Perelló. Se trata del docente al que se apunta como el supuesto filtrador del caso.

A raíz de este caso y de la publicación de unos vídeos en los que aparecía hurtando cremas, Cifuentes dejó todos sus cargos y abandonó la política. Posteriormente, resultó ella investigada en esta causa por un delito de falsificación documental y cohecho impropio.

LA POLÉMICA

El pasado 21 de marzo, este diario publicó la noticia que destapó el caso afirmando con documentación que Cifuentes obtuvo el título del máster en Derecho Autonómico en el Instituto de Derecho Público que dirigía Enrique Álvarez Conde con notas falsificadas.

Ese mismo día por la tarde, el rector ofreció una rueda de prensa junto con el director del máster y el profesor de una de las asignaturas, Pablo Chico de la Cámara, en la que afirmaron que no existía irregularidad alguna en el título de máster de Cristina Cifuentes.

Poco después, la Rey Juan Carlos acordó abrir una información reservada para aclarar lo sucedido y determinar las posibles responsabilidades en el caso. Tras las pesquisas, se presentó una denuncia ante la Fiscalía de Móstoles tras detectarse indicios de delito, que se unió a la de los estudiantes.

Los denuncias se acumularon, junto a la de una catedrática de la Universidad de Salamanca, y la juez de Instrucción número 51 de Madrid abrió una investigación para averiguar lo ocurrido. Cifuentes estaba citada a declarar este martes pero no se presentó alegando migrañas y ha quedado su declaración pospuesta para el próximo 23 de julio.