Nacional
LO ÚLTIMO:
Muere el escritor y periodista Vicente Verdú a los 75 años leer

La ANC pide reformar el reglamento del Parlament para investir a Puigdemont

Paluzie propone que un exconseller en el extranjero sea el conseller de Exteriores
Barcelona, Europa Press
19/may/18 9:25 AM
eldia.es
Quique García (EFE)

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha confiado este sábado en que la presidencia de Quim Torra sea "provisional" y que los partidos independentistas impulsen en breve una reforma del reglamento del Parlament que permita la investidura a distancia del expresidente Carles Puigdemont.

"Como ANC pensamos que lo que deberían ponerse a hacer ya tras la constitución del Govern es poner en marcha la comisión del reglamento, que es lo que facilitaría la investidura de Puigdemont y sería absolutamente legal", ha defendido en una entrevista de Europa Press.

La comisión del reglamento no se ha podido activar aún porque es un tipo de comisión que no puede funcionar si antes no se forma Govern, y Paluzie ha concluido que pronto habrá Govern y el independentismo tendrá que actuar en consecuencia.

"Sería coherente con lo que nos han dicho --investir a Puigdemont--. Nos han dicho que harían una investidura provisional, que sería una presidencia provisional, que era un Govern provisional", por lo que lo lógico sería iniciar ya los trámites para retomar la investidura del expresidente, concluye.

La reforma de Ley de la Presidencia para investir a Puigdemont a distancia está suspendida por el Tribunal Constitucional, y Paluzie se muestra convencida de que lo que dirá el tribunal es que para investiduras a distancia no se necesita una ley, sino modificar el reglamento, y dará luz verde.

"No es antiestaturio hacer una investidura telemática; son métodos de elección, de participación y de decisión propios de una sociedad que evoluciona, y el reglamento tiene que adaptarse", concluye la líder de la entidad independentista.

Paluzie entiende que Puigdemont renunciara a ser investido, pese a que la ANC se lo pidió incluso en persona, y admite que la investidura de Torra no era la preferencia de la entidad: "Es evidente que no es lo que queríamos. Nosotros hemos defendido siempre la restitución del Govern legítimo", en alusión al que fue cesado con el 155.

LIMITACIONES DEL NUEVO GOVERN

La ANC prevé que el nuevo Govern no pueda hacer "grandes políticas" porque de una forma u otra seguirá tutelado por el Estado, por eso plantea que se dé mucha fuerza al Consejo de la República, una suerte de Govern en el extranjero, que está previsto que pilote Puigdemont desde Bélgica.

Así, propone que algunas de las competencias de la Generalitat se desarrollen desde este Consejo, como las de Asuntos Exteriores, ya que vaticina que el Estado vetará que el Govern reabra delegaciones en el exterior o reactive el Diplocat, un organismo catalán de diplomacia pública.

"Me parecería muy bien que el conseller de Exteriores que se nombre fuera alguien que estuviera en el exilio. Daría fuerza al gobierno de la república allí y permitiría que el Govern de aquí no fuera una cosa meramente autonomista. Es una idea que pongo encima de la mesa", zanja.

"CHANTAJE PERMANENTE"

Paluzie prevé una legislatura con un "chantaje permanente" del Estado hacia el nuevo Govern de Torra: por la vía judicial a través de los presos soberanistas, y por la vía política a través de la intervención de las finanzas de la Generalitat de Cataluña.

La presidenta avala que Torra haya ofrecido diálogo al Gobierno central, pero no tiene mucha confianza en que se produzca, ya que considera que ya se visualizado, a través del Tribunal Supremo, que no hay voluntad del Estado de encarar una solución negociada.

Paluzie considera "vox populi" que los partidos soberanistas quieran ir de nuevo a elecciones pronto, pero espera que no sea porque no se ponen de acuerdo en intentar de nuevo la investidura del expresidente Puigdemont, que fracasó en el pleno programado para el pasado 30 de enero.

Mientras dure el mandato, descarta que puedan llegar tiempos de normalidad en Cataluña: "Una cierta calma y una cierta sensación de normalidad no la tendremos nunca mientras haya presos y presas políticas, mientras haya una represión que no cesa".