Santa Cruz de Tenerife

Rajoy reclama a Sánchez unas "relaciones normales" para generar tranquilidad

Madrid, EFE
26/jun/17 15:09 PM
eldia.es

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la reunión del Comité Ejecutivo del Partido Popular celebrada hoy su sede nacional de la calle Génova./Santi Donaire (EFE)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reclamado hoy al líder del PSOE, Pedro Sánchez, unas "relaciones normales" que, ha dicho, "no obligan a nada ni a nadie", pero que pueden permitir el entendimiento en asuntos de Estado para generar tranquilidad.

Rajoy ha planteado ese deseo en su intervención en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, en la que, según ha asegurado en la conferencia de prensa posterior el vicesecretario de Comunicación de este partido, Pablo Casado, no ha informado si tiene previsto verse en breve con Sánchez.

Casado ha recalcado que es habitual que en todos los países haya una relación normal entre el Gobierno y el principal partido de la oposición y ha defendido que eso ocurra también en España.

"Por responsabilidad, no por partidismo, nuestra obligación es intentar llegar a acuerdos al menos en los asuntos fundamentales, y, si no, ellos verán", ha señalado tras recordar la pérdida de escaños de los socialistas en elecciones celebradas hace justo un año después de intentar llegar a acuerdos con Podemos.

Pese a su intención de entenderse con el secretario general del PSOE, Rajoy ha criticado decisiones últimas del PSOE, como su cambio de opinión para no apoyar el Tratado de Libre Comercio de la UE con Canadá (CETA).

Una actitud que, a su juicio,, dice poco de la estabilidad de un partido que se considera alternativa de gobierno.

De la misma forma, según ha señalado Casado, las reuniones que tiene previstas para mañana Sánchez con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y con el de Ciudadanos, Albert Rivera, son "un 'dejá vu' del circo del 2016", son "como el día de la marmota" y sólo sirven para ver "cómo se cortejan los perdedores" para intentar apear al PP de la Moncloa.

Al respecto, ha confiado en que Ciudadanos esté a la altura de las circunstancias y, por ello, ha lamentado que el diputado de este partido Toni Cantó comparara "de forma desafortunada" la forma de financiarse del PP con el impuesto revolucionario de ETA.

Casado ha acusado al PSOE de estar en una competición a ver si es más extremista que Podemos o entorpece más la estabilidad política y económica del Gobierno y ha advertido de que esa competición sólo beneficia a los antisistema.

Por ello, ha pedido a los socialistas que no se embarquen en el "cuanto peor, mejor" ni pretendan estar en una "eterna campaña electoral".

En ese sentido, ha precisado que la radicalidad puede haber servido a Sánchez para ganar las primarias, pero "España es mucho más que la mitad de la militancia socialista".

"Ni siquiera en su partido tiene la unanimidad como para intentar conseguirla lanzándose otra vez en manos de Podemos", ha subrayado antes de preguntarse si los socialistas quieren esta "bajo el yugo de los populistas que no condenan la represión en las calles de Venezuela".