Internacional

El cuerpo descuartizado de Khashoggi fue disuelto con una sustancia química, según Turquía

Estambul, EFE
2/nov/18 15:16 PM
eldia.es
El fiscal jefe saudí, Saud El Moyeb (c), llega al aeropuerto Atatürk en Estambul (Turquía), el pasado miércoles./MUHAMMED ENES YILDIRIM/ANADOLU A (EFE)

El cuerpo del periodista saudí Jamal Khashoggi, asesinado hace un mes en el consulado de su país en Estambul, fue "disuelto" con una sustancia química tras ser descuartizado, según señaló un asesor del Gobierno turco, Yasin Aktay.

Los asesinos del periodista saudí disidente y exiliado descuartizaron el cadáver para poder "disolverlo" y deshacerse de él más fácilmente, declaró Aktay, citado hoy por el diario turco Hürriyet.

"Sabíamos que el cuerpo de Khashoggi había sido desmembrado, pero ahora vemos que no solo lo descuartizaron, sino que lo disolvieron", declaró Aktay, asesor de la cúpula del gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP) del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y amigo personal de Khashoggi.

"De acuerdo con las últimas informaciones, la razón por la que lo cortaron en pedazos fue para poder disolverlo más fácilmente. El objetivo era no dejar rastros del cuerpo", añadió.

La Fiscalía turca había declarado el miércoles de que el cuerpo del periodista fue despedazado.

"Esto es lo que también se desprende de la declaración de la Fiscalía. No hay nada razonable que se pueda responder a esto. Matar a una persona inocente es un crimen, tratar el cadáver así es otro crimen y una vergüenza", añadió Aktay.

"Se ha buscado en todos los lugares que aparecen en el sistema de cámaras de vigilancia, pero no se ha encontrado el cuerpo. Lo que hay son indicios", agregó.

La Fiscalía de Estambul ha prometido que seguirá investigando el caso, pese a la escasa colaboración mostrada por las autoridades saudíes durante la visita del fiscal general del reino encargado del caso, que estuvo del domingo al miércoles pasados en Estambul.

Khashoggi, de 59 años, que estaba afincado en Washington, desapareció el pasado 2 de octubre en el consulado saudí en Estambul cuando iba a recoger unos documentos para poder casarse con su prometida turca.

El periodista era esperado en el consulado por un comando de una quincena de agentes de su país que habían viajado a Estambul pocas horas antes y regresaron a Riad esa misma noche.