Internacional

Alemania podría perder cientos de empleos si cancela un envío de patrulleras a Arabia Saudí

Berlín, Dpa/Ep
2/nov/18 8:55 AM
eldia.es
La cancillera alemana, Angela Merkel./BRITTA PEDERSEN/DPA-ZENTRALBILD/

> La decisión del Gobierno alemán de suspender las exportaciones de armas a Arabia Saudí como respuesta al asesinato del periodista crítico Yamal Jashogi en el Consulado saudí en Estambul podría traducirse en la pérdida de cientos de empleos al no vender hasta 20 patrulleras ya contratadas por las autoridades saudíes con un astillero del norte de Alemania.

La compañía naval Luerssen, que opera un astillero en la localidad de Wolgast, en la costa báltica en el norte de Alemania, ya ha entregado quince patrulleras de un pedido de 30 contratadas por el reino saudí, según ha podido saber DPA.

Las patrulleras número 16 y 17, cuya exportación fue aprobada por el Gobierno de Berlín en marzo, están esperando en el muelle y la fecha inicialmente prevista de entrega a Arabia Saudí era noviembre de 2018. En el astillero, que da empleo a unas 300 personas, hay otros ocho buques en construcción.

El Gobierno que lidera la canciller, Angela Merkel, ha suspendido todas las exportaciones de material de defensa a Arabia Saudí como respuesta al asesinato del periodista Yamal Jashogi el 19 de octubre en el Consulado saudí en Estambul.

El Ejecutivo de Merkel está estudiando si la prohibición de exportación de armamento a Arabia Saudí se aplica a las ventas ya firmadas y aprobadas, como es el caso de las patrulleras fabricadas por Luerssen, que es el mayor contrato de venta de armamento firmado por Alemania con Arabia Saudí.

Cada patrullero tiene un valor de unos 20 millones de euros. Si finalmente el Gobierno de Berlín decide que aplica el veto a las ventas ya aprobadas, esa decisión supondría un varapalo para el astillero alemán y tendría un claro impacto en materia de empleos en la localidad de Wolgast, donde la empresa naval es el mayor empleador.

El contrato actual tenía como fecha prevista para completar las entregas el año 2020 y entonces podría haber pedidos adicionales. "La situación amenaza nuestra existencia", ha afirmado el alcalde de Wolgast, Stefan Weigler.