Economía
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Congreso tumba el decreto de vivienda del Gobierno, que busca alternativas leer

Se reanudan las negociaciones en Ryanair para evitar las huelgas del 10 y 13 de enero

USO y Sitcpla hablan de "acercamientos" y esperan alcanzar un acuerdo satisfactorio para las dos partes
Madrid, Europa Press
8/ene/19 10:48 AM
eldia.es
Mostrador de la compañía aérea irlandesa en el aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez./Óscar del Pozo - Europa Press

Madrid, Europa Press Representantes de USO Sector Aéreo y Sitcpla se han vuelto a reunir este martes con la dirección de Ryanair, después de que ayer en un "acto de buena fe" ambos sindicatos acordaran desconvocar la primera jornada de huelga de tripulantes de cabina (TCP), para insistir a la aerolínea en que aplique la legislación nacional al colectivo.

El secretario general de USO-Ryanair, Gustavo Silva, ha declarado a Europa Press que se están produciendo "acercamientos" y que esperan llegar a un acuerdo "satisfactorio para las dos partes", aunque esto no significa que "la cosa esté cerrada ni que vaya bien", sino un compromiso por parte de los sindicatos.

Así, tanto Silva como el vocal de Sitcpla Manuel Lodeiro han señalado que el futuro de las dos jornadas de huelga convocadas el 10 y el 13 de enero dependen del desarrollo de estas negociaciones, a las que está asistiendo el director de recursos humanos de Ryanair, Eddie Wilson.

"La pelota está en el tejado de Ryanair", han asegurado ambos representantes sindicales, que han hecho hincapié en que el Gobierno también debe cumplir con su responsabilidad para que, en palabras de Lodeiro, se aplique la legislación nacional a todos los ciudadanos europeos y nacionales y "tengan los mismos derechos", tal y como señalaron las comisarias europeas de Transporte, Violeta Bulc, y de Empleo y Asuntos Sociales, Marianne Thyssen durante las reuniones mantenidas por los sindicatos europeos.

Desde USO y Sitcpla denuncian que pese a lo ya dicho en los tribunales, la Inspección de Trabajo y la Comisión Europea a lo largo de 2018, en España es el único país europeo donde se está incumpliendo la legislación laboral.

Ambos sindicatos reclaman a Ryanair un modelo de trasvases progresivos de los TCP, por orden de antigüedad, así como la creación de una ETT que se ajuste a la legalidad española para realizar, en su caso, contrataciones temporales y con arreglo a las mismas condiciones de trabajo que en la empresa principal.

SIGUEN VIGENTES LOS PAROS DEL 10 Y 13 DE ENERO

Anulada la huelga de hoy, y a la espera de la evolución de la negociación, los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair en España están llamados a la huelga los días 10 y 13 de enero, convocados por USO y Sitcpla, unos paros para los que Fomento había fijado servicios mínimos similares a las huelgas de julio y septiembre de 2018.

La aerolínea irlandesa está obligada a garantizar el 35% de los vuelos para cada ruta con ciudades españolas peninsulares con alternativas de transporte con una duración inferior a 5 horas; el 57% de los vuelos internacionales y para cada ruta con ciudades españolas peninsulares sin alternativa o alternativa superior a 5 horas, así como el 100% de los vuelos a Canarias y Baleares.

Ryanair cuenta en España con más de una docena, que suman unos 1.900 auxiliares de vuelo en total. De ellos, la mayoría están contratados a través de Crewlink y Workforce, empresas que realizan selecciones de personal para la compañía irlandesa.

La 'low cost' irlandesa, con una oferta que supera las 400 rutas desde España, afrontó el verano pasado su primera huelga conjunta en seis país europeos, que se saldó con 250 vuelos anulados y 50.000 pasajeros afectados.

Pese a ello, ha cerrado 2018 con casi 140 millones de viajeros, un 8% más. Sin embargo, ha rebajado un 12% sus previsiones de ganancias para el ejercicio fiscal actual, que cerrará el 31 de marzo.