Deportes
ALEJANDRO MARTÍNEZ ENTRENADOR DEL PALENCIA

"Firmé por el Palencia porque guarda similitud con el Canarias"

D. Hernández, S/C de Tenerife
20/mar/18 6:14 AM
Edición impresa
"Firmé por el Palencia porque guarda similitud con el Canarias"

Alejandro Martínez no entiende categorías, se mueve por proyectos. El que fuera técnico del CB 1939 Canarias durante once campañas, dirige en LEB Oro al Chocolate Trapa Palencia, equipo que se encuentra en puestos de "playoff" por el ascenso a la Liga Endesa. El técnico tinerfeño dirige a su segundo equipo en la presente temporada. El Real Betis Energía Plus, conjunto en el que empezó el curso, lo destituyó después de encadenar seis derrotas en las primeras seis jornadas. Ahora ya recupera la ilusión, además ve en el Palencia, un proyecto que emula al canarista. Ambición con los pies en el suelo.

Cinco victorias consecutivas, ya en "playoff"... la mano de Alejandro Martínez se empieza a notar en el Palencia.

A nivel individual puedo decir que estoy muy contento por poder trabajar. Estoy muy agradecido de que el Palencia haya confiado en mí para dirigir este proyecto. Ahora vemos como la plantilla está respondiendo muy bien. En las siete jornadas que quedan, intentaremos hacer los méritos suficientes para seguir en estos puestos que nos permitan jugar el "playoff" por el título.

De Liga Endesa a LEB Oro en la misma temporada. ¿Percibe como un paso atrás el aceptar firmar por un equipo de categoría inferior?

No. Al final todo es baloncesto y a mí lo que me gusta es entrenar. Las oportunidades se van presentando; salí de Canarias, fui a México (Soles), fiché por Sevilla (Real Betis) y ahora estoy aquí (Palencia). Quizás dentro de un año entreno en otro país, a un equipo de base o a féminas. Me es indiferente, yo lo que quiero es entrenar, porque eso hace que esté feliz.

Después de dirigir al Canarias, ¿este es el reto más bonito que se le ha presentado?

Para mí, todo son retos, no solo dirigir en categorías profesionales, sino también hacerlo en categorías inferiores. Aunque es cierto que acepté la oferta del Palencia porque percibí muchas similitudes con el Canarias. Ambos proyectos nacen en un sitio pequeño, aunque con una directiva muy cercana y con ganas de hacer las cosas bien.

Ahondando en ese último aspecto, ¿en qué más se parecen canaristas y palentinos?

A parte de la mentada directiva, la masa social aquí, también es muy fiel. Con la ampliación del pabellón, en la que prácticamente se ha doblado el aforo, rondamos unos 4.600 en los últimos partidos de los 5.100 asientos totales. La manera de pensar de sus directivos es muy parecida también. Son ambiciosos, pero no por ello eluden a la realidad económica del equipo. Todo ello hace que crezca poco a poco, pero dando pasos sólidos. Ojalá que el futuro que le depara al Palencia sea similar a la realidad presente del Canarias.

Desde la distancia. ¿Qué valoración le merece el Iberostar Tenerife?

Año tras años hacen las cosas con mucha cordura y coherencia. Esa es la clave de que hayan alcanzado cotas que hace unos años hubieran sonado a ciencia ficción. No solo se han asentado en la categoría sino que es un club muy respetado en España y en Europa. Muchos clubes lo toman como ejemplo y estudian su estructura de club y el proceder de su departamento de prensa.

Con la eliminación de Basketball Champions League y las derrotas en Liga, el Canarias no está pasando por su mejor momento. La ventana FIBA parece que le afectó.

Puede ser. Ahora lo que toca es no ponerse nervioso. Los aficionados deben valorar lo que se ha conseguido hasta ahora y cómo ha crecido el club en estos años. Nadie puede pensar en que la trayectoria iba a responder a una línea ascendente, va a haber picos de bajada; es normal. Económicamente no puede pelear con los equipos de Euroliga o con los consolidados en Eurocup, no obstante, su evolución debe ser motivo de orgullo para los que hemos pertenecido al club, tinerfeños y canarios.

Dimitió por motivos personales como técnico del Iberostar al inicio de la campaña 2015/16. ¿Tiene una espina clavada por no haber podido seguir en el cargo?

No. Estuve algo más de once temporadas en el club, en las que conseguí dos ascensos (a LEB Oro y a ACB), una Copa del Príncipe y meternos en una Copa del Rey. Decidí que tenía que dejar el equipo por las razones que fueron y creo que fue una decisión bien tomada. El que lo quiso entender, bien; el que no, allá con su conciencia. Me fui y el equipo continuó creciendo.

¿Valora regresar algún día?

No descarto la opción de regresar al club como entrenador o para desempeñar otra función. Soy de Tenerife y tengo mi residencia allí, aunque todo esto es hablar por hablar. Si sucede, no será con prontitud. Todo puede pasar, incluso que ni regrese. Estaré donde me lleve mi trabajo y donde haya un club que confíe en mí.

Retomando el presente, ¿el objetivo más inmediato para usted, es el ascenso a ACB con el Palencia?

Sí. Aunque sabemos que será muy complicado. Si acabamos en esta posición (octavos), nos tocarían eliminatorias muy difíciles, no obstante, lucharemos por ser el San Pablo Burgos del año pasado. La historia está llena de equipos que sí, cuando parecía que no y viceversa.

ALEJANDRO MARTÍNEZ ENTRENADOR DEL PALENCIA