Deportes

El Atlético juega en Londres y Roma

El equipo de Simeone depende de un tropiezo de los italianos en casa contra el modesto Qarabag que haga útil una hipotética victoria colchonera ante el Chelsea Si no se dan las dos cosas, caerá eliminado.
Efe, Londres (Reino Unido)
5/dic/17 6:03 AM
Edición impresa
El Atlético juega en Londres y Roma

El Atlético de Madrid insistirá hoy en sus últimas opciones en la Liga de Campeones agarrado a un doble duelo, primero en Londres frente al Chelsea, en el que solo le vale el triunfo, y después en Roma, donde necesita a la vez un empate o una derrota del conjunto italiano contra el Qarabag.

Una sucesión de resultados indispensable para evitar su eliminación de la máxima competición europea, en la que el Atlético nunca ha fallado hasta ahora en la "era Simeone", siempre al menos hasta los cuartos de final, aunque ahora tiene ante sí una situación límite, agravada porque no depende de sí mismo para lograr el pase.

El internacional francés Antoine Griezmann encabeza la ofensiva final del Atlético por los octavos de final frente al Chelsea, el único equipo que ha derrotado al conjunto rojiblanco en esta campaña, 1-2 en Madrid, y ya clasificado para la siguiente ronda, aunque aún pendiente el primer puesto, que le exige ganar para no depender del Roma.

Su compañero en ataque saldrá entre Kevin Gameiro o Fernando Torres. El primero ha marcado tres goles en sus últimos tres duelos, mientras que el segundo ha hecho dos tantos en sus dos choques más recientes. Diego Simeone cambiará su centro de la defensa. Stefan Savic y Lucas Hernández, los dos suplentes contra la Real Sociedad, ocuparán esa demarcación, con Diego Godín de inicio como suplente y con José María Giménez rumbo al lateral derecho, en el que es baja por lesión Juanfran Torres por quinto encuentro consecutivo y en el que Sime Vrsaljko es la otra alternativa.

Thomas Partey, el futbolista que ha ocupado esa posición en los cuatro choques más recientes, adelantará su puesto al centro del campo, compuesto también por Gabi, Saúl Ñíguez y Koke.

El conjunto londinense, invictos en sus últimos seis partidos -5 victorias y 1 empate- no pierden en casa desde el pasado 30 de septiembre (0-1 con el Manchester City) y llegan al partido en su mejor momento del curso, con la dupla Hazard-Morata entendiéndose a la perfección y haciendo estragos en la Premier. Los dos fueron protagonistas en el incontestable triunfo del sábado contra el Newcastle de Rafa Benítez (3-1), gracias a los dos goles del astro belga y al tanto del punta español, que ya lleva nueve goles y cuatro asistencias en 14 partidos de Liga.

Conte tiene dos bajas: el defensa brasileño David Luiz, quien todavía sigue tocado de su lesión de rodilla, y el mediapunta belga Musonda. Así, el técnico italiano podría repetir el esquema que tan buenos réditos le ha dado últimamente, el 3-5-2, con Kanté y Drinkwater como volantes de contención, Cesc Fàbregas algo más liberado y Hazard y Morata llevando el peso ofensivo.