Santa Cruz de Tenerife

El enlace matrimonial de Alberto

Ilusión, pero no euforia; ambiente familiar y alguna que otra anécdota, en el vuelo que llevó ayer hacia Jerez al Tenerife y a un grupo de unos 80 aficionados que estarán esta noche en las gradas del estadio Ramón de Carranza.
J. Ruiz
15/jun/17 6:09 AM
Edición impresa

D e un vuelo como el que condujo el Tenerife ayer hacia Jerez, junto a unos 80 aficionados, con motivo de un partido tan relevante como la ida de una eliminatoria de ascenso, se puede esperar que suene algún "a por ellos" o el popular "bota Heliodoro". Igualmente es normal que el piloto tome la palabra para confesar que es simpatizante del equipo tinerfeño y le desee suerte, arrancando el aplauso del pasaje. Pero también es terreno para alguna que otra anécdota, algo inesperado, como la felicitación por la megafonía del avión a Alberto Jiménez por su próximo enlace matrimonial. Más aplausos. Fruto de la broma de algún compañero; el aviso a la azafata, que no la boda.

Ambiente alegre pero no eufórico, clima familiar entre los que van a competir esta noche sobre el césped y los que van a animar en las gradas del Ramón de Carranza.

El matrimonio que lleva junto 50 años, la madre con el hijo, el padre con la hija, los amigos que se animaron a acompañar a su equipo... Bufandas, camisetas, alguna bandera. Una amplia representación del colectivo de aficionados de todas las edades. Incluso, reparto de bizcocho a cargo de la conocida tinerfeñista Tita. Y a ratos, algún cántico, un comentario desde los asientos traseros a los delanteros, donde estaban los jugadores, donde se encontraba el presidente. "Concepción, vaya preparando las primas", gritó uno de los seguidores luciendo una carnavalera peluca de color azul eléctrico. El alma de la fiesta, creador de un improvisado titular de prensa en pleno descenso del aparato: "Saquen las banderas, aterriza la ilusión". Fueron casi dos horas de trayecto en un vuelo que finalmente no se llenó -faltaron unas 20 plazas- y que aterrizó en Jerez cerca de las 18:30, hora local, con unos 30 grados de temperatura. A bordo, además de aficionados y periodistas, los 21 jugadores convocados por Martí, el cuerpo técnico al completo, auxiliares y empleados del club, dos miembros del consejo de administración, el presidente Miguel Concepción y José Francisco Mares, el secretario técnico, Alfonso Serrano y el director del área de fútbol base, Juan José Rivero. Además, la consejera de Deportes del Cabildo de Tenerife, María del Cristo Pérez, y la concejala de Deportes del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Verónica Meseguer.

Una vez en su destino, el equipo quedó hospedado en el Barceló Golf Resort de Montecastillo, apartado de la capital gaditana. Hoy le espera el "playoff".