Santa Cruz de Tenerife

Darixon Vuelto se marcha sin saber si volverá a la Isla

El Tenerife no ha decidido si prolongará un año más la cesión del hondureño, del que hay buenas referencias pese a haber jugado poco.
J.J.R. (@juanjo_ramos), S/C de Tfe.
12/may/17 5:39 AM
Edición impresa

Darixon Vuelto abandonó ayer la Isla para unirse a la concentración de la selección sub'20 de Honduras, que, en poco más de una semana, inicia su participación en el Mundial de la categoría. Corea del Sur será un escaparate para muchos jugadores jóvenes y él lo sabe. Por eso, tratará de mostrar en la cita sus mejores virtudes después de una difícil temporada en el Tenerife. "Con el equipazo que tenemos, esperábamos más de nosotros mismos. Los resultados no salieron del todo, nos dejamos puntos en partidos que no esperábamos y eso nos pasó factura", valora el delantero catracho.

El filial blanquiazul "nunca bajó los brazos", pero estuvo lejos del objetivo de clasificarse para el "playoff". En lo personal, se encontró con la competencia de "buenos jugadores", entre los que citó a Brian Martín, Giovanni o Denzell sin querer olvidarse del resto. "Me adapté muy rápido a la Isla, pero la lesión y las salidas con la selección me restó protagonismo", lamenta Vuelto que se quedó en siete partidos en Tercera. "No pude demostrar lo que valgo", sentenció.

Y eso que las cosas empezaron bien, puesto que se puso a las órdenes de José Luis Martí en pretemporada. "Sí, incluso marqué goles", recuerda destacando el que le hizo a la UD Las Palmas. "Eso me motivó mucho, fue un plus e incluso pensé que podía contar para el primer equipo", comenta refiriéndose a algunas conversaciones con el técnico. "Al final no se dio e intenté no bajar los brazos", añade. Bajó al filial que dirige Quico de Diego y casi sin tomarle el pulso a la competición tuvo que parar por la lesión. Coincidió en el tiempo con la de Choco Lozano, su "referencia" en el fútbol. "Es un gran jugador al que admiro y una gran persona", dice sobre el "nueve" blanquiazul al que tratan mejor que en su país: "Hay gente en Honduras que no valora el esfuerzo de Choco, pero está para grandes cosas y él lo sabe".

A Darixon le queda para llegar a la altura de su ídolo, pero cree que ya es mejor futbolista que antes de su llegada a la Isla. "Me faltaba mucho trabajo táctico y técnico, pero creo que lo estoy agarrando bien y estoy mejorando", reconoce el atacante que sobre todo observa "mucha diferencia" en el apartado de infraestructuras. De su tercera experiencia en Europa (probó con el Midjtylland danés y el Rennes francés) le queda un sabor de boca agridulce. "Me gustaría quedarme en Europa y seguir mejorando, pero veremos qué pasa", señala al reflexionar sobre un futuro que no termina de ver en Tenerife. "Lo veo un poco difícil", agrega.

"La complicación va a ser por mí, que tengo que hablar todavía con la familia para tomar una decisión. Venir fue una de las mejores experiencias de mi vida y me gustaría quedarme, pero quiero consultar con los míos", explica Vuelto descubriendo que ya ha hablado con el Tenerife: "A ellos les gustaría que me quede". Hay tres posibilidades: asumir la compra del jugador, prolongar la cesión otra temporada o descartar su continuidad. Su participación en el Mundial de Corea puede condicionar la decisión.

En cualquier caso, la joven promesa del fútbol catracho se abre a "otras posibilidades para ir a otro equipo" si seguir en la Isla no es posible.

Ahora le toca separarse de dos amigos: Younousse Diop y Amath N´Diaye. "Son los dos con los que más he compartido y que me han ayudado mucho. De hecho, vivo con Amath", admitió Darixon que destacó el rendimiento del senegalés: "La está rompiendo, es el pichichi. Ojalá el próximo año sea el mío".

Objetivo: Mundial sub'20

Será el lunes 22 de mayo cuando Honduras debute en el Mundial de Corea enfrentándose a Francia. Sus otros rivales serán Nueva Zelanda (día 25) y Vietnam (28). La referencia goleadora del combinado catracho será el blanquiazul Darixon Vuelto, que espera vivir "una bonita experiencia, un momento inolvidable". Él ya tuvo la oportunidad de jugar un Mundial sub'17, pero entiende que este evento es "algo importante para Honduras" y para los jugadores del combinado. "Quedará marcado en nuestra vida", admite al tiempo que defiende a una generación "muy buena, que ha tenido éxito en todos los procesos". Ahora no se marcan más objetivos que el primer partido. "Hay que ir paso a paso, esperemos conseguir el primer triunfo y luego ir a por el segundo tratando de dar lo mejor de nosotros siempre", explica antes de referirse al protagonismo que suele tener. "Creo que desde la sub'17 esperan que dé lo mejor de mí", destaca Darixon al que la afición catracha descubrió en un Centroamericano sub'15 en el que se proclamó máximo goleador de la cita. "La gente está contenta porque se me han dado bien las cosas", argumenta agradecido porque "no todo el mundo tiene esta oportunidad". Su meta es "aprovecharla" y no fallar ante las expectativas generadas sobre su rendimiento. El pasado miércoles se despidió de sus compañeros del Tenerife B, a los que no volverá a ver al menos en un menos meses. "Me han deseado lo mejor", cuenta un tímido Darixon.