Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP quiere que los jueces, y no el Parlamento, elijan al Consejo General del Poder Judicial leer

Asocan advierte de consecuencias nefastas con el SMI de 900 euros

El gerente de la patronal, Antonio López, asegura que "un incremento salarial de este tipo es inviable de un año para otro; será inasumible para muchas empresas del sector en las Islas".
Miguel Ángel Ruiz, S/C de Tenerife
5/nov/18 6:25 AM
Edición impresa
 

La Asociación de Cosecheros y Exportadores de Flores y Plantas de Canarias (Asocan), a través de su gerente, Antonio López, asegura que son "muchas las preocupaciones que tenemos, pero sobre todo las últimas a nivel nacional con la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros. En el sector ornamental y estoy seguro que en el resto del sector agrícola, no solo de Canarias sino de cualquier parte del territorio nacional, una subida de este tipo supondría un alza de los costes laborables de más del 25%, lo que sería inasumible para muchas empresas la cuales tendrían que reducir plantilla o incluso parar la actividad".

López Cappa insistió, en declaraciones a EL DÍA, que "nuestros precios hace tiempo que debemos mantenerlos para poder ser competitivos, por lo que no podríamos aplicarles una subida en la misma proporción y competir con las producciones de otras zonas como África o Sudamérica. Un incremento salarial de este tipo es inviables de un año para otro, esperemos que quienes toman este tipo de decisiones sean realistas y conscientes de las nefastas consecuencias para el sector productor agrícola del país si finalmente se fija este mínimo salarial".

También se muestran preocupados con "las trabas administrativas en nuestra actividad exportadora, a pesar de haber conseguido herramientas importantes para poder ser competitivos en el mercado comunitario, las barreras fitosanitarias y, en muchas ocasiones también las aduaneras, nos impiden desarrollar una actividad comercial acorde a las necesidades del mercado".

Desde su punto de vista, el desarrollo telemático de ciertas actividades vinculadas con la exportación "agilizaría enormemente nuestra actividad comercial, pero no ha sido así. Nos seguimos encontrando con problemas a la hora de despachar nuestros productos en los diferentes puntos de entrada en Península", explica.

Y por destacar otra preocupación importante, según Antonio López, hay que mencionar "la amenaza constante de nuevas plagas y enfermedades, las cuales también nos hacen vivir siempre con cierta incertidumbre por las normativas de control y erradicación de las mismas. Aunque sepamos que es algo con lo que debemos convivir y procurar siempre que los viveros sean el lugar más seguro para controlar la entrada de cualquier agente nocivo, el tráfico de personas que sufren las islas hace muy difícil el control en este aspecto. Debemos intentar inculcar a la gente la peligrosidad de traerse por su cuenta material vegetal al Archipiélago, y que sean los sitios especializados los que le suministre de los mismos en orden de evitar la propagación de ciertas plagas y enfermedades", dijo.

El gerente de Asocan argumenta que el sector ornamental se encuentra en "un momento de lento crecimiento" debido al período de recesión económico sufrido, pero en línea ascendente año tras año. Al igual que el resto del sector agrícola, el sector ornamental, según López, está condicionado "por muchos agentes externos que se escapan de su control, desde condiciones metereológicas, tendencias de mercado, cambios de normativa, aparición de nuevas plagas o enfermedades, hasta condiciones políticas, lo que provoca cierta incertidumbre en el sector, pero en líneas generales y desde hace ya cuatro años, seguimos una línea ascendente no sólo en exportación, sino también en mercado local".

El presente ejercicio lo esperan acabar con un porcentaje de crecimiento "parecido al del año pasado, de entre el 5% y el 10% más. Nuestra limitada capacidad de producción, sobre todo en planta ornamental, nos impide crecer a un mayor ritmo".

El representante de la patronal Asocan destaca que, en estos momentos, con el Estado "estamos negociando la Ayuda al Transporte de Mercancías, la revisión del Real Decreto que lo normaliza, y el trámite del pago de la campaña 2017 y parte de 2016. Debemos negociar con ellos agilizar el pago de esta importante ayuda, ya que están pasando casi dos años desde el primer envío lo que hacer perder efectividad en el efecto de la misma. Y debemos asegurar que la dotación presupuestaria de esta ayuda sea suficiente todos los años para cubrir el porcentaje establecido, el 100%". Añade que "debemos trabajar con la Inspección Fitosanitaria y Aduanas para intentar agilizar los despachos de mercancía tanto en Canarias como en Península en orden de favorecer la competitividad de las empresas sin perjudicar nunca el importante trabajo de control de dichos organismos".

Con el Ejecutivo canario, apunta que "estamos pendiente del PDR, y más concretamente con las ayudas a la inversión en explotaciones agrícolas, esperemos que salga la convocatoria de esta línea este mes. Los agricultores necesitan invertir en sus explotaciones y esta ayuda es muy importante para el buen desarrollo de la actividad agraria".

50 millones de negocio

Antonio López Cappa señala que la cifra de negocio del sector de las flores y plantas en Canarias "supera los 50 millones de euros" y espera que logre "mantener una línea ascendente de crecimiento de entre el 5 y el 10%". Añade que "el subsector de la flor cortada sigue en pleno proceso de profesionalización e incluso diría de normalización", y que la ayuda a la comercialización local (Posei Interior) "está ayudando mucho en la lucha contra la economía sumergida y en la profesionalización de los agricultores, mediante la elaboración del libro de campo y el asesoramiento técnico cuando es requerido".

Flor cortada

Respecto a la exportación de la flor cortada, esta actividad está representada, principalmente, por las proteas, las strelitzias y el verde de corte. "El resto tiene poca representación", explica López Cappa. "Estos tres cultivos gozan de buena salud en la actualidad en el comercio exterior, sobre todo las proteas, un producto que no deja de crecer año tras año creando grandes expectativas para este cultivo en los próximos años", apunta.

Mercado local

Cappa señala que el mercado local es "más delicado, ya que está más marcado por las cuatro fechas importantes del año: el Día de Todos los Santos, el Día de los Enamorados, el Día de la Madre y, últimamente, también el Día del Padre". Los niveles actuales de producción de flor cortada en Canarias hacen que haya muy poca flor para abastecer la demanda de estas cuatro fechas y que sobren en otros períodos del año, "de ahí muchas veces la complejidad del mercado local". A pesar de sus carencias y dificultades, "estamos hablando de un mercado que mueve más de 30 millones de flores anuales, destacando las rosas, crisantemos, lilium, gerberas o anturios".

Plantas ornamentales

En planta ornamental, hace tiempo que las palmáceas de interior (kentias, arecas, chamaedoreas) y los cactus y grasas ocupan el principal protagonismo de las exportaciones canarias. Son cultivos consolidados de una calidad excepcional, muy apreciados en la UE. A juicio de López Cappa, "tienen todavía grandes posibilidades de crecimiento en el mercado comunitario, aunque dependerá mucho de nuestra capacidad productiva más que de encontrar nuevos clientes, sobre todo las palmáceas de interior".