Canarias
CAROLINA DARIAS PRESIDENTA DEL PARLAMENTO DE CANARIAS

"Cada vez más, el Parlamento es el reflejo de lo que pasa en la calle"

El Día, Santa Cruz de Tenerife
30/may/18 6:42 AM
Edición impresa

Bajo su rictus y quehacer serio, riguroso, casi rudo por su escrupuloso respeto a las formas, la presidenta del Parlamento canario, Carolina Darias (PSOE), esconde un carácter mucho más afable del que aparenta. En esta entrevista, pedida expresamente para este suplemento, ahonda un poco en la trayectoria autonómica de las Islas y, sobre todo, en sus retos futuros. Sin embargo, también habla de presente y asegura, por chocante que le pueda seguir pareciendo a muchos, que los diputados están logrando en esta legislatura que la Cámara refleje "cada vez más lo que pasa en la calle".

Balance de la legislatura...

Está siendo intensa, y no solo porque hay más grupos y la actividad aumenta, sino por la dinámica de las comisiones de estudio, de las ordinarias y, sobre todo, los plenos. Además, el balance de iniciativas es muy superior al de la legislatura pasada y vamos a superarla con creces.

¿Es la mayor intensidad que ha habido en las nueve legislaturas?

Cuantitativamente, sin duda. A estas alturas, se multiplican por cinco las iniciativas sobre la legislatura anterior y eso se nota, además, en la intensidad de los plenos sobre temáticas a tratar. Creo que, cada vez más, los diputados están consiguiendo que el Parlamento sea reflejo de lo que está pasando en la calle?

¿De verdad? Al principio, se planteó acercar esta Cámara a la calle: tras 3 años, ¿cree que lo ha logrado?

El balance siempre es mejorable, pero, por ahora, satisfactorio. En general, tanto la actividad de la Mesa, de la Junta de Portavoces, de los grupos, la mía... todos hemos intentado llevar el Parlamento a pie de calle. Uno de los máximos exponentes de eso es la cantidad de colectivos que están participando en las comisiones. No solo asisten a los plenos porque los grupos traen iniciativas que les afectan, bien en materia social, sanitaria... La que sea? La diferencia ahora es la participación de la ciudadanía en las comisiones, tanto en comparecencia que piden los grupos por el artículo 186, como en las de estudio.

Pero, por ejemplo, el reglamento impide que puedan tomar la palabra en plenos: ¿habría que cambiar eso? ¿Qué otras cosas modificaría?

Los colectivos tienen su espacio en comisión cuando se les llama?

Pero en los plenos no?

Pero tienen su espacio y, además, hemos abierto el Parlamento a la participación ciudadana como antes nunca se había hecho. No solo hemos conseguido que la ciudadanía haga preguntas que puedan ser asumidas por los diputados según su función representativa, sino que pueden participar a través de la plataforma web, proponiendo cambios a iniciativas legislativas aceptados por los grupos. Esa es una novedad que se ha puesto en marcha este año con el plan de transparencia, de participación y modernización que, por cierto, nos ha situado entre los parlamentos más transparentes del país, por delante del Congreso y Senado.

Y, sin embargo, el comisario de transparencia se queja de que no ta desidia o desinterés en la calle por lo que pasa aquí y, en general, en la región: ¿qué palpa usted?

Lo que veo son las visitas a la web y, más allá de eso, el contacto que tenemos directamente con la ciudadanía. Por ejemplo, el proyecto que llevamos a cabo ahora con los objetivos del desarrollo sostenible de la Agenda 2030, en el que los colectivos, las entidades no gubernamentales, la ciudadanía? son los protagonistas del diálogo social, como no puede ser de otra manera. El trabajo que llevamos a cabo es con la implicación y participación de ellos. El año pasado, los ejemplos de buenas prácticas de este Parlamento fueron referentes en Europa y el resto del mundo. Por tanto, una participación lo más directa posible y, eso sí, respetando las funciones representativas, que son fundamentales en toda democracia.

En el homenaje a Victoriano Ríos, presidente de la Cámara du rante dos legislaturas, dijo que ahora le entendía más: ¿es tan difícil dirigir los plenos, las mesas??

No, no hablaría de dificultad?

Pero, ¿le han sorprendido actitudes, momentos, situaciones??

No; en general, la actitud de todos los diputados es exquisita, la cortesía parlamentaria se practica?

A veces se enfada, eh?

Bueno, forma parte de esto: son muchas horas de pleno y les pido que presten atención, pero me suelo enfadar bastante poco; son muchos más los minutos en los que hay cortesía que enfado de esta presidenta, que tiene carácter, lo reconozco, pero eso es necesario para llevarlo, aunque, con carácter general, la exquisitez parlamentaria es lo que predomina. He podido decir eso de que "guarden silencio, señorías", para escuchar a quien está hablando?

Ejerciendo más de profesora contundente, no exactamente de auctoritas, sino de autoridad?

Tienes que hacer de árbitro. No creo que sea un papel de autoridad, sino neutral para que se respeten las reglas y, sobre todo, que todos tengan las mismas oportunidades. Interpretar el reglamento para que el trato a los 6 grupos sea el más justo y equilibrado posible.

Se despide Saavedra, fue el ho menaje a Ríos? Las generalidades son injustas, pero ¿hay menos nivel en esta Cámara que antes?

No, el nivel parlamentario es tremendamente alto y siempre lo ha sido. Siempre hay parlamentarios que pueden destacar más o menos; eso ha pasado en todas las legislaturas, pero, en cualquier caso, creo que el nivel es bastante alto.

La reforma electoral va camino de Madrid, aunque pueda haber adelanto electoral o cambio de gobierno. Hay, incluso, polémicas internas en partidos (Podemos) sobre si se puede añadir 10 escaños sin más coste: ¿cómo lo ve; es factible reformar la Cámara en busca de espacio sin más gasto redistribuyendo dietas?

De lo que estoy es satisfecha del trabajo realizado por todos los diputados que participaron en esa comisión de estudio, que ha durado casi 2 años, y por la de expertos y de otros partidos sin representación parlamentaria, pero que han aportado su idea para mejorar el sistema. Hay un dictamen que se votó ya en el pleno, 4 partidos lo apoyan y otros 2 presentaron su propuesta particular. Desde el respeto a las posiciones, lo que hay que hacer es que los grupos de ese dictamen lo saquen adelante, porque se supone que para eso lo aprobaron. Les corresponde a ellos y no a esta presidenta.

Los partidos que no lo apoyan dicen que no será entendido por la ciudadanía y usted habla de cercanía a la calle, ¿falta didáctica para explicar que hay un millón más de habitantes que en 1982 y que, en democracia, la representación de pende de la población?

Pedagogía política hay que hacerla siempre. No solo en este tema, sino en cualquiera. Hay que explicar el por qué de las decisiones, el cómo y el para qué. Eso, siempre, y corresponde a los grupos. Yo milito en uno, que se ha expresado claramente y a ellos me remito, porque, como comprenderá, no me puedo expresar como presidenta. En todo caso, siempre hay que explicar las cosas: la pedagogía política ha de ser algo que nos acompañe siempre a los que nos dedicamos a la cosa pública.

¿Falta visión regional? ¿Hay exceso de priorización de la isla?

Siempre ha habido momentos y momentos. Creo que, en la etapa de parlamentarismo, el equilibrio interinsular siempre ha sido una constante que han buscado todas las personas que han pasado por aquí, desde las distintas visiones, legítimas y respetables. Pero sí, lo dije en el homenaje a Victoriano Ríos: que tenía claro que esa búsqueda ha sido una constante en todos. Esta es una cuestión que siempre ha planeado, pero creo que Canarias solo se entiende desde la realidad insular, pero desde una visión regional. Es la única manera de hacer Canarias.

De todos modos, ¿cuando se habla de doble insularidad en islas no capitalinas no se esconde que también la hay en áreas de las 2 grandes: el norte de Tenerife o Gran Canaria?

Canarias es una realidad geográfica y sobre eso se ha ido construyendo. Lo que hay que hacer es tener la actitud y la visión necesaria y generosa para que Canarias siga siendo maravillosamente posible, como la región que hasta ahora es.

Más allá de las quejas de dos diputadas, ¿ha palpado machismo en estos 3 años en la Cámara?

No, lo que he palpado es un respeto importante en todas las intervenciones y, desde luego, no creo que eso se dé. Es verdad que hay que seguir luchando por la igualdad, no nos podemos conformar con los logros obtenidos, no se puede bajar la guardia porque es verdad que, si miramos a la sociedad, hay retrocesos en esta materia.

¿Le ha dicho algo en concreto al presidente tras esas quejas?

No, no hemos hablado sobre eso, pero sí es verdad que tiene que haber una exquisita relación, y creo que la hay, personal, más allá de las diferencias políticas. Creo que hay una relación de respeto en la Cámara.

¿Qué balance hace de la autonomía tras sus 35 años de existencia?

Canarias es una región que sigue siendo tremendamente pujante, que ha desplegado sus potenciales, pero aún le queda camino por recorrer y, sobre todo, tenemos que procurar que, ya que la recuperación económica está viniendo, que llegue a toda la ciudadanía. Estamos inmersos en ese proyecto Agenda 2030, cuyo lema es transformar el planeta sin dejar a nadie atrás. Quizás, para este Día de Canarias, ojalá consigamos una Canarias inclusiva en la que nadie se quede atrás.

En ese sentido, ¿están bien enfocados el nuevo Estatuto y REF?

Creo que se ha hecho un trabajo importante, que ha venido con un consenso amplísimo, que es lo que siempre se debe procurar soy una mujer que apela constantemente al entendimiento, el diálogo y el encuentro y, por tanto, creo que ese es el camino para que Canarias tenga la mejor situación, que se reconozcan nuestras singularidades y se respeten. Es verdad que tenemos que reivindicarlas permanentemente, pero también esa es nuestra tarea.

¿Que el presidente tenga potestad para convocar elecciones regionales es uno de los pasos a dar?

Eso es lo que manifestaron los grupos, está en el Estatuto y ya veremos su camino en el Congreso.

¿Teme mucho el "brexit" y las consecuencias en el Archipiélago?

Creo que tenemos que dar certidumbres en un ambiente en el que lo que predomina en Europa son las incertidumbres. Canarias, como RUP, debe buscar su lugar en Europa y que el papel de las regiones cuente en la construcción de su futuro. Acabamos de participar en un encuentro en las Cortes de Castilla León y Canarias llevó una posición por unanimidad, aprobada en la comisión de Asuntos Europeos, sobre cuál es el mejor escenario posible en ese futuro blanco que define Juncker para las regiones y los grupos hemos concluido que lo mejor es más Europa, hacerlo de manera eficiente y sin dejar a nadie atrás. Ese debe ser el papel ante el "brexit" y las incertidumbres, procurando que sean las menos posibles.

¿Estamos aprovechando bien nuestra condición de RUP o no?

Creo que Canarias es el motor de las RUP, al menos en lo legislativo. Tendremos ahora un encuentro en Las Azores sobre nuevas jornadas parlamentarias y siempre somos un referente para el resto de RUP, especialmente para la Macaronesia.

Pero, por ejemplo, ¿hay margen para conseguir de Europa que los viajes a la Península sean tratados como servicio público?

Esa es una reivindicación que está ahí. Sé que se ha intentado, pero hasta ahora no ha sido posible, aunque, bueno, se están dando pasos importantes para tener mejor conectividad y, sobre todo, igualarnos al resto de personas del Continente.

35 años de autonomía y, sin em bargo, el último informe habla de un 44% de exclusión social, de 150.000 niños es ese umbral: ¿falta autocrítica? ¿En qué hemos fallado?

Es verdad que la crisis nos ha golpeado duramente y, especialmente, a quienes menos tenían, lo que ha hecho que la brecha de la desigualdad se siga acrecentando. Por eso, insisto en que el reto es el de una Canarias inclusiva, que no deje a nadie atrás. Esa cifra de la que usted habla, de alguna manera, nos enrojece. Que hablemos de pobreza y exclusión social, no solo aquí, sino en otros territorios, significa que los términos de crecimiento han cambiado y no se debe hablar solo de desarrollo económico, pues el PIB, aunque sea bueno, no es un bien indicador porque no significa que no haya exclusión?

¿El matiz no es crecimiento versus desarrollo económico?

No, tenemos que ir a otro modelo de desarrollo, al que propugna la ONU, el humano, el de esa Agenda 2030, que lo engloba todo. Un desarrollo que potencie las capacidades para igualarlas y que podamos tener una vida digna. Ese es el reto de todo, Canarias incluida: dar oportunidades para igualar las capacidades y que tengamos una vida digna.

¿Y no nos hemos movido demasiado tiempo, durante décadas ya, en tópicos como el de Canarias como plataforma tricontinental y estamos ciegos ante África, continente que crecerá en mil millones de habitantes de aquí a 2050?

Quizás, a veces, lo que tienes más cerca parece que es lo que está más lejos. Al menos, lo tratas así. África es el continente que más crecerá, son 55 países con 55 realidades diferentes, mil millones de habitantes que se duplicarán en 2050 y es, desde todos los puntos de vista y para todos, una oportunidad, pero, para Canarias, fundamental por ser un territorio cercano, seguro y europeo en plenas coordenadas geográficas africanas. Dije que hemos desarrollado nuestros potenciales, pero aún debemos desarrollarlos más y ése es el camino de presente y futuro.

Resuma ese futuro en una frase?

Insisto, una Canarias sin dejar a nadie atrás.

 

CAROLINA DARIAS PRESIDENTA DEL PARLAMENTO DE CANARIAS