Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El fútbol de España castiga a Irán leer
MANUEL DEL CASTILLO DIRECTOR GENERAL DE CAJASIETE

"En 10 años, la economía del conocimiento puede lograr un 10% del PIB"

Álvaro Morales, S/C de Tenerife
7/ene/18 6:20 AM
Edición impresa
"En 10 años, la economía del conocimiento puede lograr un 10% del PIB"

No alardea con bombo, pero tampoco disimula la gran situación de Cajasiete. Su director general, Manuel del Castillo, analiza el presente y futuro de su entidad y de una economía canaria que, pese a la pujanza turística, cree que se puede dinamizar con un aumento agudo de la llamada economía del conocimiento hasta picar un 10% del PIB en 10 años. Ahí es nada.

¿2017 fue el mejor año de la Caja?

Aún hacemos números, pero, en ciertos aspectos, sí, y, en otros, no.

¿En cuáles sí y en cuáles no?

Crecimos de forma importante en volumen, depósitos e inversión. En inversión, sobre el 9% y un poco más en depósitos. En 2002-03, fue un 13% y hoy un 9, pero, claro, es que la Caja, ahora, es el doble. En créditos, crecemos 250 millones.

Pero, ¿y en beneficios en 2017?

En eso aún estamos con la calculadora, pero esperamos superar el mejor año antes de la crisis, cuando llegamos a 12 millones. Puede que cerremos en 13 y, en este 2018, estaremos en unos 20.

¿Y en oficinas y trabajadores?

Como empresa y porque es bueno para Canarias, siempre miramos cosas como el crédito, y seguimos incrementándolo tras mantenerlo al inicio de la crisis?

¿En cuánto están ahora?

En saldo, la subida es de 150 millones, pero, en operaciones concedidas, estamos en unos 500. Esta es una parte clave porque, si nos comparamos con los demás, ellos aún bajan los créditos, ese famoso cierre del grifo financiero, y nosotros crecemos con fuerza.

¿Se abrirá ese grifo pronto?

Hombre, ya tendría que haberse parado, al menos, el descenso del saldo de crédito y no ha pasado.

¿A qué lo achaca?

Pues no lo sé; podrían estar pesando muchas cancelaciones de operaciones del sector público, pero es que baja tanto el público como el privado, y es algo complicado.

¿Lo cree un foco de riesgo?

No, lo veo más en los tipos de interés. Aun así, y volviendo a nuestras fortalezas, otros aún cierran oficinas, y lo que queda, mientras que nosotros las abrimos. Esto es cuestión, sobre todo, de exclusión financiera, porque una parte de la población va perdiendo el acceso a servicios financieros y Cajasiete los mantiene y sigue abriendo.

En 2017, ¿cuántas oficinas...?

Dos, en Fuerteventura y Lanzarote, porque nuestra expansión, básicamente, se da en la provincia de Las Palmas. Otro factor clave para nosotros es el empleo, cuya destrucción en nuestro subsector ha sido brutal, pero nosotros lo incrementamos. Aún no tengo el dato cerrado, pero en 2017 seguro que logramos un 7% más.

Con estos indicadores, ¿cómo prevén estar al cerrar 2018?

Hacemos planes estratégicos de 3 años, ahora iniciamos el de 2018-2020 y esperamos aumentar el crédito, seguro que tendremos más empleados y con las oficinas debemos estar más atentos a ver cómo evoluciona el resto.

Con la reestructuración bancaria, ¿se sienten ya la única caja isleña?

Eso lo tenemos súper asumido.

¿Y cree que lo asumió la calle?

En la Provincia tinerfeña, sí, pues el conocimiento de la marca es considerable y cumplimos nuestra visión de ser el referente financiero canario, lo que se logra cuando más del 70-80% de la población, al tener cambiar de entidad, no es que se cambie a Cajasiete, sino que nos baraja como una de las opciones?

De ese 70%, ¿cuántos les eligen?

En 2014-15, fue cuando tuvimos más altas de clientes y, desde entonces, hemos tenido un aumento anual medio de unos 15.000.

¿Con mucha campaña de captación o, por lo ocurrido con otras cajas, casi ni lo necesitaron?

Influyen muchas cosas y, por supuesto, cambiamos mucho la estrategia de comunicación. Una parte puede haber venido por eso y otros simplemente porque querían salir de donde estaban. Hacemos mediciones, pero es muy difícil saber exactamente los motivos.

¿Temen una OPA de Cajamar?

No, somos una cooperativa y es más fácil que haya una fusión, absorción o compra desde otra cooperativa de crédito. Cajamar sigue ese sistema de comerse a cajas menores, como Caja Rural de Canarias, nuestro grupo cree en un modelo federal con autonomía. Sabemos que competimos con bancos 200 veces más grandes, como Caixa, Santander o BBVA, y, al no poder solos, nos agrupamos y somos 29 cajas rurales, con un banco, el cooperativo, una empresa informática y una de seguros.

Pero, ¿están exentos de una posible OPA al ser un caramelo por cómo han crecido y su solvencia?

Pero que seamos una cooperativa es importante, pues los dueños somos 47.000 canarios, la participación está muy diluida y no estamos en esto para redistribuir nuestros ahorros, sino porque creemos que la Caja es un instrumento importante para Canarias al no aportar solo soluciones financieras, sino sociales. ¿Puede haber una OPA? Es que nadie piensa en vender, aparte de que, cuando se dan, suele ser porque hay situaciones de superioridad en solvencia y nuestros ratios son superiores?

Están detrás de la Banca March?

Banca March tiene el más alto y nosotros estamos en un 14%, pero lo más relevante en la solvencia es la calidad del patrimonio y, por cada euro de nuestros socios, tenemos 3 de reserva, algo que, en Cajamar, es totalmente al contrario.

Hablando de soluciones sociales, ¿que no hayan desahuciado es la mejor prueba de esa apuesta?

Es uno de los muchos ejemplos porque tenemos una forma diferente de hacer banca. Somos una cooperativa, pero no tenemos ánimo de pérdidas. Cada vez que prestamos 100 euros, ese 14% de solvencia significa que 14 son de Cajasiete y los 86, de sus socios. Por eso, cuando hay un impago nos preocupan nuestros 14, pero más lo de nuestros socios. Y no nos gusta tener inmuebles, pues no sabemos qué hacer con eso; sí sabemos captar y prestar dinero, pero eso no, aunque también está la cuestión social y buscamos todas las opciones posibles para que la persona devuelva el dinero, pues no es nuestro, pero que no pierda el inmueble. Así, alargamos plazos, bajamos tipos, hacemos carencias, etapas en las que no pagan intereses?

¿Cuántas casas tienen en stock?

Más o menos, unos 300 inmuebles, pero hablamos de pisos, locales, garajes y terrenos?

La consejera del área social se queja de que, frente a hace 2 años, cuando los bancos suplicaban que les compraran casas, ahora no ofrecen nada por la subida del alquiler: ¿hay riesgo de otra burbuja?

Sí, pero, ojo, no por el stock en bancos, y el nuestro es pequeñito. Por ejemplo, en Adeje y Arona no tenemos ni un inmueble; y cada vez menos en San Isidro, El Fraile o San Miguel, supongo que por el efecto del puerto de Granadilla?

¿Y el Puerto, donde ya casi no se ven carteles de "se alquila"?

Ha mejorado bastante. Una de las zonas peores en Santa Cruz, por ejemplo, es La Gallega.

¿De verdad que podemos revivir una burbuja por esto?

Si se quita las viviendas bancarias, los riesgos están en la evolución de los tipos de interés y el turismo, con el que batimos récords, pero los mercados alternativos ya tienen recuperación incipiente y se recuperarán más tarde o temprano, y esto será un riesgo por todo el turismo vacacional?

¿Y cómo lo regularía, cuando el Gobierno se ve desbordado por los intereses contrapuestos que hay?

Lo básico es que no haya competencia desleal y la administración debe garantizar un stock de vivienda para el que vive aquí. Además, hay una burbuja que puede estar montándose por financiar operaciones para turismo vacacional, pero eso es una cuestión de responsabilidad de cada entidad.

¿Le consta la compra de edificios enteros o parciales para eso?

No, pero porque no financiamos esos proyectos. Sí hemos tenido viviendas en un sitio u otro sueltas, y hemos vendido inmuebles para ese alquiler, pero miramos la capacidad de pago no solo por si se alquila o no, pues, entonces, el empresario soy yo, y debe serlo él. Ahí es donde veo la burbuja?

Ya, pero es que, encima, puede ser un empresario alegal o ilegal?

Claro, y de ahí lo de la competencia desleal, pues unos pagan impuestos y otros no...

¿Tienen razón los economistas que dicen que los que apostaron por el alquiler se equivocaron?

He tenido delante un montón de estudios que dicen que es mejor alquilar que comprar y, sin embargo, depende, pues, al final, siempre hay un tema emocional?

Y cultural?

También. Y es una tendencia que cambia porque, cuando se es más joven, se tiende más al alquiler por la libertad para elegir y cambiar. Esto influye en la vivienda y lo que está pasando es que, con la subida del alquiler, las cuotas de una hipoteca son mucho menores...

Y, en unos años, no se paga más?

Claro? Es como el alquiler de un coche: es más barato comprarlo.

¿Cómo ve la economía canaria?

La tendencia es buena y creo que 2018 también será un buen año en los índices principales, como el crecimiento del PIB y el paro. Si me preguntas si serán datos ópticos, te diré que no, que no podremos hablar de eso siempre que tengamos un desempleo de dos dígitos, pero es obvio que estamos mejor que los años anteriores?

Claro, pero es que, más allá de la sumergida, llevamos casi 4 años creciendo por encima del 3% y el paro, aunque ha bajado, sigue sobre el 24%, y encima con empleo precario: ¿a qué achaca el desfase?

Hay un montón de factores. Lo principal es que la sociedad es cada vez menos estable en sus decisiones. Hay inestabilidad en todo: en lo jurídico, pues cambian las reglas de juego continuamente; cambian los estilos de vida?

¿Reglas canarias, estatales...?

De todo tipo, en nuestro sector, por ejemplo, a raíz de la crisis. Era obvio que había problemas y que había que arreglarlos, pero, en algunos casos, nos pasamos de frenada. En lo social, también hay en el aire un montón de cosas: inseguridad jurídica en planes de ordenación, en Santa Cruz, por ejemplo, y esto se traslada al empresario, que no tiene seguridad para dársela a otros sobre sus proyectos.

¿Se pasó de frenada el Estado al inyectar dinero a la banca?

Cuando me hablan de esto me encanta porque nuestra entidad no recibió ni un euro de ayuda técnica y, por eso, cuando me preguntan si estoy de acuerdo con eso, con regalar dinero, digo que no.

Es decir, hubo exceso de frenada, más que nada porque no recuperaremos un altísimo porcentaje?

Hombre? Sí. Eso está ya perdido. En economía, todo proyecto necesita saber las reglas de juego y que se mantengan lo máximo para generar tranquilidad, saber de qué se habla y a qué te comprometes.

No obstante, a veces se cambian las normas para simplificarlas, y es lo que dice el Gobierno ahora con la del suelo: ¿esa sí la ve bien?

Sí, claro, esto es como el dicho de que hace más ruido un árbol que cae que mil creciendo, pues se hacen un montón de cosas buenas, y es lo que está ayudando a la economía. Lo que necesitamos, más que una buena o mala norma del suelo, es que haya una y que sepamos cuáles son las reglas. En esa ley hay cosas mejorables?

¿Como cuáles??

No la conozco con detalle, pero, en general, creo que aporta bastante y lo que no puede ser es que sigamos con PGO paralizados. Y es que, luego, se habla de la precariedad del empleo, pero muchas veces es por la falta de confianza del empresario sobre el futuro.

¿Y no se está aprovechando el empresario también de la coyuntura, del paro, de conformarse con los salarios bajos por miedo, y más con los datos del turismo?

En cualquier segmento, hallaremos una manzana media podrida, pero no es lo general. Seguro que algún empresario canario se aprovecha de eso, pero la mayoría sabe que, si su equipo humano tiene buenas condiciones económicas y estabilidad laboral, eso influirá en la evolución de su empresa y, por eso, es él el primer interesado.

¿Cajasiete es un ejemplo en eso?

Creo que sí, sobre todo por el incremento del empleo: primero con un periodo de temporalidad y, luego, entran en la empresa. Además, tenemos un convenio de cooperativas de crédito y más de 100 medidas de mejoras del mismo.

Volviendo al turismo, ¿devuelve a Canarias lo que está recibiendo?

Una de las carencias que tenían las empresas canarias era la poca solvencia, es decir, tener beneficio, pero que se quede en forma de reservas. Ahora es fácil encontrar una empresa turística que ha mejorado un 20% sus beneficios y, los salarios, solo un 3%, con lo que no reparte bien. Seguro que alguno se aprovecha del momento, pero otros dedican la inmensa mayoría del beneficio a capitalizar la empresa para poner cimientos sólidos que, al fin y al cabo, es lo que garantiza el empleo.

¿Lo de dinamizar la economía le suena a chino con este turismo?

Esto es lo de Dios propone? Con un porcentaje tan alto del turismo en el PIB, podemos aspirar a que la agricultura crezca, por ejemplo, un punto o punto y medio, y sería genial, pero hay más opciones en la economía del conocimiento, que, en 10 años, puede lograr o arrancar hasta un 10% del PIB canario...

¿De verdad, tanto??

Sí, pero hay que hacer mucho...

Hay economistas que dicen "desconocer" esa economía?

Pues nosotros tenemos muchos casos, porque somos un modelo especial de empresa de crédito y apoyamos la economía sostenible. Hemos hecho un mapa de la investigación que se hace en las Islas para hacerla más visible y que posibles inversiones apuesten por esto, y vemos un montón de cosas que se están haciendo?

Pues mire que hay mucho investigador canario emigrado?

Sí, y muchos más que emigrarán, pero otros muchos están aquí, no hacen ruido y están haciendo cosas muy potentes?

¿Entre las que destacaría?

Espero que en abril o mayo presentemos un par de ideas que estamos apoyando y pueden ser revolucionarias a escala mundial, muchas de ellas en cuestiones médicas, y es gente de aquí?

"Se ha podido hacer más con la energía limpia"

Del Castillo no se tira faroles o, al menos, lo que sostiene se lo cree. Por eso, y ante la insistencia del periodista por parecerle imposible que la economía del conocimiento arranque un 10% del PIB canario en un decenio, recalca que sí se le puede reducir unos puntos al turismo si se hace, eso sí, "muchas cosas". No obstante, su visión la lleva también a las energías limpias y no solo cree posible que, en 2050, Canarias disponga de un 100% de energía sostenible, sino que, de haberse hecho lo que se debía, también considera que se podría haber alcanzado el 30% en 2019, que fue el objetivo del inicio de esta legislatura. Aunque se han desbloqueado los proyectos eólicos y tiene claro que la ley del suelo ayudará mucho en esto, se muestra seguro de que "se pudo haber hecho más y mejor, y llegar a ese 30% en 2019 si se hacen las cosas". ¿Culpa de la política, del empresariado?? "De la sociedad. No me gusta culpar de algo a una única parte: por ejemplo, el paro se focaliza sobre el empresariado y la administración pública, y es verdad que tienen mucho que decir, pero el resto de la sociedad también. Que cada uno no piense solo en sus derechos, sino, también, en sus obligaciones. Cada una de nuestras decisiones influyen en nuestro entorno; cada vez que decido comprar un producto por internet y que lo traiga una empresa de fuera, estoy creando empleo fuera".

"En la administración, yo no lo haría mejor"

Ahondando en esa visión de la sociedad como sujeto clave, el director de Cajasiete le quita relevancia a la acción de personas en concreto, por mucho poder que tengan, y cree que los grandes cambios obedecen a procesos complejos sin personalismos. Asimismo, exculpa en parte a los políticos y asegura que no cree que él "lo haga mejor en la administración. La sociedad está interconectada, y esto se ve también con la relación de Canarias y África. Hay mucha gente trabajando en eso, sobre todo en Tenerife, como su cabildo, pero también depende de la situación legal, y en eso África se las trae". Sin salir de la influencia exterior, pensó al inicio que el "brexit" afectaría más, "pues el turista perdió un 15 o 20% de poder adquisitivo, pero no ha sido así y la media de gasto hasta ha aumentado". Incluso, cree que, de haber otro referéndum, ganaría la continuidad en la UE de Gran Bretaña. Tampoco teme que pueda verse afectada la condición RUP de Canarias, mientras que, sobre el REF, la Constitución y Estatuto, cree que lo de Cataluña es "preocupante", pero, aun así, se muestra optimista y considera que, "al final, habrá entendimiento y estabilidad económica".

MANUEL DEL CASTILLO DIRECTOR GENERAL DE CAJASIETE