Santa Cruz de Tenerife

La mitad de los trabajadores secunda la huelga de comedores

Los empleados protestan frente a la Consejería de Educación por la externalización de puestos de trabajo el próximo curso.
El Día/Efe, S/C de Tfe/Las Palmas
16/jun/17 6:21 AM
Edición impresa

La mitad de los trabajadores laborales de la Consejería de Educación secundó la huelga convocada ayer para protestar por la externalización de puestos de trabajo en seis comedores escolares.

Según los datos facilitados por la Consejería, el seguimiento fue del 51,7% -61,3% en Las Palmas y 41,5% en Santa Cruz de Tenerife-.

Paqui Martín, representante del comité de empresa, consideró "un éxito" estos datos.

La Consejería de Educación ha aceptado externalizar el empleo de los auxiliares de comedor que desempeñaban sus funciones en seis comedores escolares de la Comunidad Autónoma. La decisión, tomada tras recibir una petición de los consejos escolares, afecta a seis centros que ya tenían comedor de cáterin, pero cuyos trabajadores pertenecían a la administración pública.

La Consejería se ha comprometido a reubicar a estos trabajadores, pero los empleados no están de acuerdo con el cambio y advierten de que supondrá una precarización de los 30 trabajadores afectados. La razón es que el reducido salario que perciben -alrededor de 580 euros- hace muy difícil que puedan permitirse ir a otro centro alejado de su residencia.

Los centros afectados son los CEIP Juan Cruz Ruiz (Puerto de la Cruz), Las Mantecas (La Laguna), Los Dragos (Santa Cruz de Tenerife), Galicia y Pintor Manolo Millares (los dos en Las Palmas de Gran Canaria).

El STEC-IC calificó ayer de "éxito rotundo" la jornada de huelga celebrada, así como las manifestaciones desarrolladas en ambas capitales de provincia. La organización agradeció a los trabajadores el seguimiento "masivo" y su compromiso con la lucha contra las privatizaciones de los servicios públicos educativos y, en concreto, de los comedores escolares.

El sindicato acusa a la consejera de Educación de mantener "una actitud de absoluta intransigencia, faltando, además, a la verdad en sus declaraciones". A su vez, insta a la Consejería a paralizar "de inmediato" cualquier privatización de comedores de centros públicos, así como a abrir "inmediatas" negociaciones para revertir las privatizaciones desarrolladas en los últimos años.

La organización sindical considera que los trabajadores "han demostrado un rotundo compromiso con una educación pública de calidad, ajena a los intereses privados".