Santa Cruz de Tenerife

La deuda sanitaria del Estado con las Islas supera los 2.400 millones

Sanidad asegura que en todos los encuentros con el Ministerio ha solicitado que se corrija el déficit de financiación que se arrastra desde 2002 sin obtener ninguna respuesta.
G. Maestre, S/C de Tenerife
26/ago/14 1:14 AM
Edición impresa

Mercedes Roldós./

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias confirma que el déficit de financiación del Estado sigue aumentando y que ya supera los 2.400 millones de euros.

En concreto, la Consejería que dirige Brígida Mendoza detalla que -a través de una compleja fórmula de cálculo- en el periodo 2009-2012 la pérdida de financiación en materia sanitaria ascendió a 1.131.798.014,49 euros, que sumados a la perdida de financiación del periodo anterior, 2002-2008, cuya cifra asciende a 1.179.254.109,96 euros, y añadiendo la pérdida de financiación derivada de la merma de recursos en los fondos de cohesión sanitaria (tanto por la parte de atención a extranjeros como a nacionales), se alcanza una cifra de 100.732.634,19, "por lo que se concluye que con los datos disponibles a la fecha actual, el déficit total de financiación de la sanidad pública de Canarias se sitúa ya en los 2.411.784.758,64 euros".

Solo entre el año 2009 y 2010 el déficit de financiación se incrementó en 600 millones de euros, tal y como confirmó la propia consejera Brígida Mendoza y acompañada por la directora general del Servicio Canario de Salud (SCS), Juana María Reyes, en una comparecencia parlamentaria.

No obstante, ambas dirigentes aseguran que desde su llegada al Gobierno han reclamado esa cantidad en todas las reuniones en las que ha estado presente la ministra de Sanidad, Ana Mato, o cualquier puesto directivo del Ministerio o del Gobierno central "sin obtener ningún tipo de respuesta al respecto".

"Año tras año la brecha con Canarias aumenta", mantiene Mendoza, que insiste en que "por cada canario el Gobierno del Estado destina 387 euros menos al año que por cualquier otro ciudadano español, lo que convierte el sostenimiento del sistema sanitario en un auténtico reto para el Gobierno de Canarias, sobre todo si no se cuenta con el respaldo del Gobierno central".

Y es que la consejera insiste en que si el Estado liquidara la deuda histórica que mantiene con Canarias en materia sanitaria "no haría falta realizar ningún tipo de ajuste de financiación en las cuentas canarias y la sostenibilidad sanitaria estaría garantizada. Aún así aquí no se ha cerrado ni un solo centro de salud ni hospital, como sí sucede en otras comunidades", sentencia.

Fuentes de la Consejería confirmaron, además, que en el próximo Consejo Interterritorial Mendoza volverá a solicitar la adecuación de la financiación sanitaria de nuevo en su intervención frente a la ministra y el resto de comunidades autónomas.

Roldós: "Me parece poco"

La actual diputada del Partido Popular (PP) en el Parlamento de Canarias y exconsejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Mercedes Roldós, declaró ayer que le parecía "poco" que el déficit de financiación del Estado con Canarias en materia sanitaria ascienda ya a 2.400 millones de euros "si se está calculando desde 2002". En concreto, Roldós declaró: " El déficit de financiación per cápita que yo exigí cuando era consejera era de 1.800 millones de euros a fecha 2009, así que si en los últimos cuatro años, que este sistema de financiación ha sido mucho más lesivo que el anterior para Canarias, ha subido solo 500 millones de euros no me parece tanto". Para Mercedes Roldós la denominada deuda sanitaria "no es ninguna novedad" y asegura no entender "las pataletas" del Gobierno de Canarias respecto a este asunto. "No sé de qué se queja la Consejería si ellos mismos (en referencia a Coalición Canaria) apoyaron el nuevo sistema de financiación de Zapatero, sabiendo que era incluso peor que el anterior. Lo que pasa es que parece que se dieron cuenta de que el sistema era malo cuando llegó Rajoy, que no fue el que lo hizo". Y es que la exconsejera asegura que lo que ella pidió "no era una compensación, sino un nuevo sistema de financiación y lo hice en infinidad de veces ante Bernat Soria y Trinidad Jiménez". Aún así, Roldós sentencia: "Ahora todos los partidos políticos coincidimos en que es un mal sistema de financiación y hay un grupo de trabajo en el Consejo de Política Fiscal y Financiera que está estudiando cómo se puede hacer un nuevo sistema más justo cuanto antes".