Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PSOE acusa a Clavijo de subordinar la sanidad pública a "intereses empresariales" leer

El Cabildo tinerfeño aprueba su presupuesto con condicionantes de la Intervención

Finalmente, el PP ha apoyado las cuentas, sumando sus votos a CC y PSOE
Santa Cruz de Tenerife, EFE
26/nov/18 15:54 PM
eldia.es
El pleno del Cabildo de Tenerife debatió hoy en sesión extraordinaria la aprobación del presupuesto de la corporación./Cristóbal García (EFE)

El Cabildo de Tenerife ha aprobado hoy, con los votos a favor de CC, PSC y PP, su presupuesto para 2019, cifrado en 884 millones de euros y con un nivel de endeudamiento inferior al 20 por ciento, y al que la Intervención ha puesto condicionantes en relación con las subvenciones nominativas.

A las partidas, las más altas aprobadas en la historia de la corporación insular, se opusieron los cinco consejeros del grupo Podemos, que a su vez vio rechazada la enmienda a la totalidad que interpuso al proyecto para pedir "otro modelo de isla" porque los problemas de Tenerife "están en casa", dijo su portavoz, Fernando Sabaté.

El director insular de Hacienda, Juan Carlos Pérez Frías, destacó que el presupuesto se articula en torno al Marco Estratégico de Desarrollo Insular (MEDI) 2016-2015 y está orientado en torno a la cohesión social, a la que destina 400 millones de euros; el crecimiento sostenible, con 300 millones para inversión y empleo y acciones "de futuro", con 103 millones para el programa Tenerife 2030.

A su juicio, se trata de un presupuesto "optimista" que distribuye los recursos en función de criterios de eficiencia, sostenibilidad y equilibrio territorial y que incluye como novedad la incorporación del cumplimiento de cláusulas sociales y medioambientales en los contratos que suscriba la corporación.

El presupuesto ha recibido el informe favorable de la Intervención, pero con algunos condicionantes entre ellos, el referido a la concesión de subvenciones nominativas que, para Juan Carlos Pérez Frías, se solventarán con la inclusión de una memoria justificativa sobre estas cantidades en un plan estratégico de subvenciones de carácter plurianual.

En su opinión, en este ámbito hay motivos de sobra para un trato particular a determinadas entidades dentro del presupuesto, a lo que el interventor de la corporación respondió en el mismo pleno que el trato singular para conceder una subvención requiere de una motivación "para que no se convierta en una arbitrariedad".

Sobre este punto el portavoz de Podemos, Fernando Sabaté, resaltó el nivel de "discrecionalidad" de las subvenciones "a dedo" y acusó al grupo de gobierno en el Cabildo tinerfeño -CC y PSC- de política de "parches" de alto nivel.

Esto contrasta, a su juicio, con el nivel subdesarrollado de los servicios sociales y de las partidas insuficientes para un parque público de viviendas, rehabilitación del territorio y recuperación de la agricultura, sostuvo Sabaté, para quien el gobierno insular da "palos de ciego" y criticó además el que se diga que el dinero de la futura venta de los casinos se destinará a centros sociosanitarios ya que, expuso, esa intención no aparece recogida en el documento de Intervención.

El portavoz del PP, Sebastián Ledesma, aseguró que le preocupan "bastante" los condicionantes del Interventor y en concreto, el de las subvenciones nominativas, con el que se mostró "totalmente de acuerdo" porque cuando hay tratos singulares se necesita una motivación, aunque se mostró a favor de las concedidas a la Universidad de La Laguna.

Por ello se mostró a la espera de recoger "el guante" lanzado por el grupo de gobierno para presentar un plan estratégico de subvenciones y advirtió de que no cree que en momentos en los que se pide una mayor transparencia haya que dar este tipo de ayudas "a dedo".

Comentó que su apoyo a los presupuestos no implica que el PP ejercerá una oposición "más light y suave" sino que seguirá criticando actuaciones que considera incorrectas, como el excesivo número de empresas públicas, la creación de una televisión insular y la "mala gestión" del circuito del motor.

Por el grupo Socialista José Antonio Valbuena subrayó que con este presupuesto se demuestra de que "más allá de los dimes y diretes" por el pacto CC-PSC, se ha trabajado poniendo a la isla por encima de los intereses partidistas porque se comparten las prioridades en una visión de equipo con independencia de las diferencias.

El Cabildo de Tenerife, continuó Valbuena, se ha convertido en una administración de referencia con capacidad de maniobra clara y ágil frente a otras, como el Gobierno de Canarias, que no aportan soluciones sino problemas.

En su opinión, el Cabildo ha demostrado ser el mejor aliado de los ayuntamientos y garantiza el equilibrio social y territorial, de manera que Tenerife es la isla cuyos habitantes tienen más oportunidades de trabajo, becas y creación de empresas innovadoras.

"Existen problemas que resolver y trabajo que desarrollar pero año a año la foto de la isla mejora. Ojalá el Gobierno de Canarias tuviese la misma capacidad de gestión", insistió el portavoz socialista.

Alberto Bernabé, de Coalición Canaria, afirmó que no le queda ningún género de dudas respecto a la legalidad de las subvenciones nominativas que concede el Cabildo, y atribuyó los comentarios del Interventor a una "recomendación" que el área insular de Hacienda ha aceptado al elaborar un plan estratégico que justifique la singularidad de cada una.

"A mí no me genera personalmente ningún problema porque están todas justificadas, se traen a pleno y no hay ni la más mínima dificultad en justificar cada céntimo", señaló Bernabé, quien dijo que con la presentación de un plan estratégico en este ámbito el Cabildo tinerfeño puede ser "pionero".

La "mochila" de la deuda

El portavoz de CC en el Cabildo de Tenerife, Alberto Bernabé, afirmó hoy que hasta 2014 la institución destinaba 120 millones de euros a pagar deuda por decisiones del pasado, lo que, sumado a la deuda estatal y autonómica, suponía una "mochila" para cada ciudadano de 632 euros frente a los 120 de la actualidad.

Alberto Bernabé./El Día

De esta manera se pronunció el portavoz nacionalista, que también es consejero de Turismo, al explicar en el pleno de la corporación insular que el nivel de endeudamiento de la institución se situará por debajo del 20 por ciento en los presupuestos para 2019.

Antes de la crisis, el Cabildo destinaba 120 millones de euros a pagar deuda derivada de las inversiones y las decisiones "del pasado" que deben pagar "los del futuro", y que suponen "un lastre" en la mochila de cada ciudadano.

Por ello insistió en que el Cabildo aspira a que esa mochila sea ligera y que a partir del próximo año la deuda que deba asumir el ciudadano por parte de la corporación insular sea cero.

Asimismo indicó que la economía tinerfeña arroja datos "reveladores" como los de que la agricultura crece un 4,8 por ciento más y la industria un 5,7 por ciento más que la media canaria, lo que calificó de "buen panorama" que "ancla" muchas de las cosas "que después suceden".

Al respecto, subrayó que los datos de productividad en la isla articulados en torno al Marco Estratégico de Desarrollo Insular (MEDI) serán en breve accesibles telemáticamente para proporcionar información "de primera mano" de dónde está "cada euro", dónde se encuentra territorialmente y a qué área se destina en función de los cinco ejes del citado programa.