Sucesos

Ingresa en prisión el acusado de matar a su tía en un piso de Ofra

El imputado negó que tuviera una relación sentimental con la víctima ante la magistrada del Juzgado número 1 de Violencia sobre la Mujer.
P.F., S/C de Tenerife
7/feb/19 6:20 AM
Edición impresa

P.F., S/C de Tenerife

El hombre detenido por la Policía Nacional el pasado domingo como presunto autor de la muerte de su tía en un piso de Ofra, Gonzalo S.C., de 57 años, ingresó ayer en prisión provisional por orden judicial.

Los trabajos de instrucción del caso permitirán conocer si el acusado cometió un homicidio o un asesinato.

El individuo fue puesto en la mañana de ayer a disposición de la magistrada titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Santa Cruz de Tenerife.

Dicha autoridad ordenó su ingreso en prisión comunicada y sin fianza en el centro penitenciario Tenerife II.

Además de acusarle de la muerte de Rosa María C.H., de 60 años, la mencionada jueza lo considera responsable también de otro delito de malos tratos habituales.

Durante la mañana del pasado lunes, la Delegación del Gobierno en Canarias informó de que Gonzalo mantenía, además de su parentesco familiar, una relación sentimental con la víctima. Y así se ha tratado por parte de los agentes del Grupo de Homicidios de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Santa Cruz de Tenerife y por parte de la autoridad judicial.

En el mencionado juzgado, Gonzalo S.C. negó "rotundamente" que tuviera una relación de pareja con su tía, según la información ofrecida en la tarde de ayer por parte del Gabinete de Prensa del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

A mediodía del pasado domingo, el ahora acusado llamó por teléfono a un familiar para informar de lo que había ocurrido en su vivienda, en la calle Simbad, en Ofra. Dicha persona alertó a los servicios de seguridad y emergencias.

Hasta el domicilio acudieron agentes de la Policía Nacional, que rompieron la cerradura para poder acceder hasta la vivienda de la fallecida. Los funcionarios encontraron el cuerpo de Rosa María sobre la cama y tapada por una manta.

Además, detectaron que Gonzalo S.C. se encontraba inconsciente después de ingerir pastillas, supuestamente con la intención de suicidarse. La víctima presentaba golpes en la cara y los brazos.