Santa Cruz de Tenerife

El PP de Santa Cruz se deshace del concejal de Urbanismo

Un comunicado certificó ayer el cese de Carlos Garcinuño como edil del gobierno, aunque, de momento, no renunciará al acta y acudirá al pleno del próximo viernes.
Méndez/Grillo, S/C de Tenerife
28/jun/17 6:03 AM
Edición impresa

El Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Santa Cruz dio oficialidad la mañana de ayer a lo que era un secreto a voces desde la tarde del lunes: el cese del concejal de Urbanismo. Aunque de facto el decreto lo firmó el alcalde Bermúdez (CC), los populares "fulminaron" antes, o en paralelo, a uno de los suyos, Carlos Garcinuño. Lo explicaron a través de un comunicado que firmó la portavoz, Zaida González, primera teniente de alcalde, concejal de Seguridad y, desde ayer, también responsable de la de Gerencia.

En el otro lado del conflicto, el concejal cesado, que, al menos de momento, no piensa renunciar a su acta. Plantea tomarse unos días para reflexionar y en principio acudirá al pleno del próximo viernes.

Garcinuño no recibió ayer ninguna llamada de nadie del que sigue siendo su partido, el PP. Por contra, sí lo llamo el alcalde, José Manuel Bermúdez, para comunicarle el cese.

En el documento citado, el PP comunica que "el acuerdo adoptado por la Junta de Gobierno (el lunes), con el apoyo expreso del grupo Popular, obedece al cumplimiento estricto de una sentencia judicial y de un auto judicial posterior que insta la inmediata demolición de la totalidad de la construcción afectada". Asimismo, "el acuerdo adoptado cuenta con informe favorable de la Intervención y de la Secretaría General, así como la conformidad de la Asesoría Jurídica".

En tercer lugar, "el voto desfavorable al acuerdo expresado por el mencionado concejal resulta incoherente e inconsecuente con la posición del grupo municipal".

"La portavoz -continúa la nota- comunicó la pérdida de confianza en el concejal Carlos Garcinuño y le conminó a ser consecuente y a abandonar voluntariamente el grupo de Gobierno mediante la presentación de su dimisión". Añade que Garcinuño "se comprometió a presentar su dimisión y a entregar su acta de concejal en las siguientes horas".

Sin embargo, concluye el comunicado, "transcurridas 24 horas desde entonces, el compromiso de renuncia no se materializó, por lo que la portavoz del grupo municipal procedió formalmente a solicitar al alcalde la destitución inmediata del concejal Carlos Garcinuño como miembro del equipo de gobierno municipal".

Zaida González asume  la dirección de la Gerencia

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, firmó la mañana de ayer el decreto por el que el concejal Carlos Garcinuño "cesa como tercer teniente de alcalde y se revoca su nombramiento como concejal del Área de Planificación del Territorio y Medio Ambiente". El decreto "avoca la delegación del citado concejal de las competencias sectoriales en materia de Planeamiento Territorial y Urbanismo, lo que conlleva su cese inmediato como vicepresidente primero y consejero director del Organismo Autónomo de la Gerencia Municipal de Urbanismo". De la misma manera, "se revocan las designaciones de Garcinuño como representante municipal en cuantos órganos colegiados de gobierno o administración de los entes, fundaciones o sociedades, sea cual sea su naturaleza, en los que el ayuntamiento participe, sin perjuicio de su posterior ratificación por la Junta de Gobierno". El decreto "nombra a Zaida González como concejal del Área de Planificación del Territorio y Medio Ambiente" y delega en ella "las competencias sectoriales en materia de Planeamiento Territorial y Urbanismo, lo que conlleva su nombramiento como vicepresidenta primera y consejera directora del Organismo Autónomo de la Gerencia Municipal de Urbanismo".

"Surrealista"

"La situación producida es surrealista", valoró ayer el portavoz del PSOE, José Ángel Martín, quien añadió: "Bajo ninguna circunstancia es justificable que un concejal vote que no a ejecutar una sentencia firme. Que un expediente de demolición para dar cumplimiento a una sentencia llegue dos años después de esta es, como mínimo, temerario. Se ha evidenciado que el matrimonio idílico que vendían CC y PP no era tal, sino que había y hay profundas diferencias y muchas tensiones entre Garcinuño y el alcalde. Se abre una nueva etapa".

"Seguridad jurídica"

Ciudadanos (Cs) aseguró ayer que el Ayuntamiento de Santa Cruz "debe garantizar la absoluta legalidad del proceso de demolición del mamotreto de Las Teresitas para cumplir la sentencia". El portavoz municipal, Enrique Rosales, aseguró que "el deseo es que la nueva concejala (Zaida González) realice una buena gestión", así como que "desbloquee con urgencia todo lo que está pendiente, como el Plan Especial de El Toscal". Destacó de Garcinuño "la claridad para exponer sus dudas sobre los planteamientos urbanísticos desarrollados en los últimos 20 años en el municipio", así como "su capacidad para sacar a relucir las deficiencias detectadas".

"Incomprensible"

Pedro Fernández Arcila, portavoz de Sí se Puede, indicó ayer que "CC y PP se han resistido a cumplir la orden judicial de derribo del mamotreto, pero no les ha quedado otro remedio que acatar la sentencia. Ya no se votaba el hecho en sí sino la adjudicación de la demolición y por eso es incomprensible que Garcinuño se opusiera, lo que ha forzado al alcalde a destituirlo. Incomprensible e impropio y, por tanto, es lógica su destitución".

"Se ha echado al monte"

Ramón Trujillo (IUC) indicó que "todo el grupo de gobierno lleva tiempo tratando de dilatar el proceso de derribo, pero la posición del concejal Garcinuño muestra que se ha echado al monte".