Santa Cruz de Tenerife
ELECCIONES / ANÁLISIS

La reedición de una mayoría independentista reabre las incertidumbres en Cataluña

Barcelona, EFE
22/dic/17 8:05 AM
eldia.es
Seguidores de ERC tras conocer los resultados electorales en la estación del Nord de Barcelon./Alberto Estévez (EFE)

Una participación sin precedentes ha llevado a C's a ganar por primera vez en las elecciones catalanas, en las que el bloque independentista ha reeditado a la baja su mayoría absoluta y se abren interrogantes sobre si insistirá en la hoja de ruta de independencia que provocó la aplicación del mecanismo constitucional del artículo 155.

Una noche electoral más larga de lo habitual por el recuento de una participación récord se ha traducido en un resultado inédito en la etapa democrática en Cataluña. Por primera vez ha ganado en escaños y en votos un partido no nacionalista, Ciudadanos, que no gobierna ni una sola alcaldía en esta comunidad.

La victoria de C's alcanza aún más relevancia si se tiene en cuenta que esta formación entró en el Parlament apenas hace once años y con tres diputados. Hoy han logrado 37.

No obstante ha sido una victoria insuficiente para frenar el bloque independentista (JXCat, ERC y la CUP) que en la pasada legislatura lanzó una hoja de ruta que culminó en una fallida declaración de independencia y la aplicación del artículo 155.

Con el 99 % escrutado, los independentistas han logrado un total de 70 escaños, superando los 68 necesarios para la mayoría absoluta, repartidos entre JxCat (34), ERC (32) y la CUP (4).

Esta suma es inferior a los 72 escaños que estas fuerzas disponían en la pasada legislatura, en la que ERC y el PdCat (antigua CDC) compartían bancada con la fórmula de Junts pel Sí.

Por su parte, el bloque constitucionalista suma 57 escaños, repartidos entre C'S (36), PSC (17) y el PPC (4) mejorando los 52 que totalizaban en la anterior legislatura, pero sin poder conformar una alternativa aritmética al independentismo.

Entre ambos bloques está Cataluña En Comú Podem, que ha reculado respecto a 2015, cuando concurrió con las siglas Catalunya Sí que es Pot y obtuvo 11 diputados, frente a los 8 de hoy.

Queda por ver ahora si el bloque independentista, con un JxCat ganador y forjado a su medida por Carles Puigdemont, persiste en su hoja de ruta anterior -ante lo que el Gobierno ha recordado que mantendría el artículo 155- o si explora nuevas vías con otros plazos u otras estrategias.

Otra variable en el escenario político catalán es la circunstancia de que Puigdemont sigue a día de hoy huido en Bruselas y el candidato de ERC, Oriol Junqueras, sigue en prisión, junto con el exconseller de JXCat, Joaquim Forn y el número 2 de esta fuerza, Jordi Sánchez, expresidente de la Asamblea Nacional Catalana.

A eso se suma que 16 diputados del nuevo Parlament estarán imputados por el proceso independentista, aunque el foco más inmediato se cierne sobre los cinco huidos (Puigdemont, Clara Ponsatí, Toni Comín, Lluís Puig y Meritxell Serret) y los tres encarcelados (Junqueras, Sànchez y Forn).

Conocidos los resultados surgen preguntas como '¿sigue el procés después del 21-D?' o '¿seguirá la fuga de empresas y la caída de los indicadores económicos en Cataluña tras las elecciones de hoy?'.

Sería prematuro asegurar que la próxima legislatura podría ser un calco de la finalizada abruptamente hace dos meses, y respecto a la segunda cuestión habrá que ver cómo reaccionan las bolsas y las direcciones de las principales empresas catalanas.

De momento, esta misma noche Puigdemont ha reiterado que tras estas elecciones "hay una mayoría en votos y escaños que pide el referéndum", además de reclamar la suspensión del 155, por lo que el tablero de la política catalana aguarda nuevos movimientos y variantes difíciles de adivinar.

ELECCIONES / ANÁLISIS