Santa Cruz de Tenerife

El PSOE busca "generar confianza" entre Cs y Podemos con vistas a una moción de censura

BARCELONA, (EUROPA PRESS)
24/jun/17 9:24 AM
eldia.es

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), seguido por la presidenta del partido, Cristina Narbona, y el secretario de Organización, José Luis Ábalos, a su llegada a la reunión del grupo de su formación, en el Congreso de los Diputados./Sergio Barrenechea (EFE)

El PSOE está centrando parte de su trabajo en el Congreso de los Diputados en "generar confianza" entre Podemos y Cs antes de plantearse si presenta una moción de censura que permita cambiar al actual Gobierno del PP que lidera Mariano Rajoy.

Lo ha explicado en una entrevista de Europa Press el nuevo dirigente de la Comisión Permanente del PSOE y alcalde de Viladecans (Barcelona), Carles Ruiz (PSC), que ha detallado que la nueva Ejecutiva del PSOE quiere hablar con Podemos y Cs, "las fuerzas a favor del cambio, para establecer alianzas".

De hecho, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ya ha agendado para el próximo martes un encuentro con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y se ha puesto en contacto con Albert Rivera (Cs) para verse próximamente.

Ruiz explica que la moción de censura que presentó Podemos fue "un error táctico" destinado al fracaso porque se presentó sin dialogar con el resto de partidos del cambio y sin asegurarse previamente una mayoría sólida.

En cambio, el PSOE aspira a "liderar el cambio real" con el apoyo de los grupos que también lo quieran, pero admite que la actual aritmética parlamentaria y los vetos entre Podemos y Cs complican la asunción de este objetivo.

Pero confía en "ir generando confianzas --entre Podemos y Cs-- a partir de ir logrando alianzas concretas, como la que se ha visto esta semana en relación a la dirección de RTVE", para después poder configurar una alternativa sólida que permita un cambio real.

Este proceso se augura complejo y por ello el PSOE no se fija "límites de tiempo ni fórmulas", y Ruiz indica que podrá materalizarse si Podemos entiende que el enemigo es el PP y no los socialistas.

REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

Uno de los cambios que defiende el PSOE y para el que podría necesitar a Podemos y Cs es la reforma de la Constitución en clave federal: "Estamos abriendo camino desde hace años y ya vemos los primeros frutos, teniendo en cuenta que hemos puesto la reforma constitucional en la agenda política y hemos hecho que se vea como algo necesario".

Señala que será necesaria una mayoría amplia para modificar la Constitución --"de otro modo, no perduraría en el tiempo"--, pero confía en que la pedagogía de los socialistas siga calando para poder alumbrar un pacto abanderado por Pedro Sánchez.

Destaca la importancia de que el PSOE haya aprobado en su congreso el reconocimiento del carácter plurinacional de España, y reivindica que los socialistas quieren votar un nuevo encaje constitucional que mejore el 'statu quo': "Si en un referéndum como el que proponen --los independentistas-- saliera 'no', ¿estaríamos condenados a quedarnos igual? Nosotros queremos un cambio y por eso proponemos una reforma".

REFERÉNDUM ANUNCIADO

Sobre el referéndum anunciado para el 1 de octubre, Ruiz sentencia que el PSC no colaborará con ninguna iniciativa que no tenga amparo legal: "Los ayuntamientos donde los socialistas gobernamos no actuarán ilegalmente y pedirán un informe por escrito a los secretarios municipales sobre cuáles son los límites legales".

El PSC envió instrucciones a sus alcaldes para que no participen en el referéndum, pero algunos municipios como Girona y Terrassa (Barcelona) se han desmarcado de esta directriz y no lo impedirán: Ruiz destaca que estos posicionamientos son a "título personal" y que la línea del partido es unánime.

Para Ruiz, el Govern se encuentra en un callejón sin salida porque ha prometido un referéndum que no puede convocar e intenta "echar la culpa a otros: al Estado, diciendo que trata de impedirlo, y a los ayuntamientos, a quienes intenta trasladar la responsabilidad".

"Si fuera legal, nuestra participación y la de los funcionarios sería inmediata, como en todas las elecciones", pero como no lo es sería una simple movilización en caso de que finalmente haya una convocatoria oficial.

El referéndum anunciado solo puede ejecutarse como "un segundo 9N y, si es así, ¿de qué habrá servido todo este tiempo perdido?", se ha preguntado, y ha añadido que los grandes perjudicados son los catalanes, que siguen sin ver resueltas sus necesidades socioeconómicas.

Los socialistas catalanes también son muy críticos con el inmovilismo del PP, que impide encontrar soluciones, y esperan que "no se llegue a la locura" de aplicar el artículo 155 de la Constitución para intervenir parte de la autonomía catalana.