Internacional

Di Maio pide al comisario europeo "morderse la lengua" y no criticar los Presupuestos italianos

Roma, EFE
17/oct/18 18:03 PM
eldia.es
El vicepresidente del Gobierno y ministro de Desarrollo Económico, Luigi Di Maio./Giuseppe Lami (EFE)

El vicepresidente del Gobierno italiano y líder del antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Luigi Di Maio, pidió hoy al comisario europeo de Presupuesto, el alemán Günther Oettinger, que "se muerda la lengua" antes de criticar las cuentas de Italia para 2019.

"Oettinger y todos los comisarios europeos deberían comenzar a comportarse como personas serias y morderse la lengua antes de hacer declaraciones", indicó Di Maio, en un mensaje publicado en las redes sociales.

Di Maio, que es también ministro de Trabajo y de Desarrollo Económico, consideró que este comportamiento "habría ahorrado a Oettinger una escena" y reivindicó el derecho del Gobierno italiano a abanderar estos Presupuestos, que prevén un incremento del gasto público.

Las palabras del líder del M5S se producen después de que Oettinger valorara hoy que "es muy probable" que el Ejecutivo comunitario tenga que pedir a Italia que corrija su borrador de Presupuestos, si bien subrayó que aún no se ha tomado una decisión al respecto.

Di Maio señaló que la Unión Europea (UE) no puede rechazar los Presupuestos "como si se pudiera sustituir al pueblo italiano y decidir cuáles deben ser las medidas económicas" beneficiosas para Italia.

"Se precisa seriedad de unos comisarios europeos que se adjudican el derecho de decidir la suerte de nuestro país (...) Oettinger y los otros comisarios europeos deben escuchar atentamente antes de disparar sentencias", argumentó.

Garantizó que Italia respetará los compromisos europeos, pero opinó que los países no pueden "morir de austeridad".

También el otro vicepresidente del Gobierno y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, respondió al comisario europeo desde Moscú, donde se encuentra de viaje de trabajo, y dijo que Italia no cambiará sus Presupuestos.

"Estamos convencidos de los Presupuestos, no los cambiaremos. Deben permitir al Gobierno italiano que trabaje para sus ciudadanos", declaró a los medios.

El 15 de octubre, Italia envió un borrador de su plan presupuestario para el próximo año a la Comisión Europea y esta tiene ahora de plazo una semana para pronunciarse sobre si están en línea con las normativas europeas.

El Ejecutivo no ha publicado estos Presupuestos y se ha limitado a explicar públicamente algunas medidas.

Además de mantener la previsión del déficit en un 2,4 % del PIB para 2019, algo que ha suscitado las preocupaciones de Bruselas, se incluye la llamada "renta de ciudadanía" defendida por el M5S, un subsidio de 780 euros al mes para parados y personas en riesgo de exclusión.

El presidente de los jóvenes empresarios de Confindustria, la patronal italiana, Alessio Rossi, criticó hoy esta ayuda y dijo que "no servirá para crear puestos de trabajo", sino que desincentivará la búsqueda de empleo.

"Esta es una medida electoral de quienes ganaron las elecciones generales el 4 de marzo (en Italia) y ahora quieren ganar las elecciones al Parlamento Europeo" de mayo de 2019, estimó.

Los Presupuestos también incorporan incentivos fiscales a las empresas que reduzcan su impacto medioambiental e indemnizaciones a los afectados por las crisis bancarias.