Economía

Condenan a López Abad, Crespo y 4 exconsejeros por el cobro de dietas de CAM

Alicante, EFECOM
20/nov/18 9:21 AM
eldia.es

La Audiencia de Alicante ha condenado a dos años y medio de cárcel al ex director general de la extinta CAM Roberto López Abad, así como a un año y medio a otros cuatro antiguos consejeros por el cobro irregular de dietas de quien fuera presidente Modesto Crespo, condenado a su vez a nueve meses.

Así se recoge en el fallo adelantado este martes por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), que declara a los seis encausados autores de un delito de apropiación indebida agravada.

En cambio, absuelve a otros quince antiguos miembros del consejo de administración de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, a los que la Fiscalía Anticorrupción y la acusación particular exoneraron de responsabilidad durante el juicio, celebrado entre los meses de junio y julio de este año.

Este procedimiento, referido al cobro de 600.000 euros en dietas por parte de Crespo entre 2009 y 2011, es uno de los instruidos por la juez Carmen Lamela de la Audiencia Nacional por el presunto expolio de la CAM, aunque fue derivado en su día a los juzgados ordinarios de Alicante.

Crespo llegó a un acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción y las acusaciones particular y popular por la que admitió haber percibido de forma irregular 600.000 euros brutos como presidente de Tinser Cartera SL, una sociedad participada por la caja.

Tras declararse culpable de un delito de apropiación indebida agravada, aceptó una pena de nueve meses de prisión, una multa de 9.000 euros y devolver el dinero cobrado.

La Audiencia de Alicante ha validado ahora ese acuerdo y además ha condenado a otros cinco procesados: el que fuera director general López Abad y los antiguos miembros de la comisión ejecutiva José Forner, Antonio Gil-Terrón, Luis Esteban y Martín Sevilla.

Al primero le impone dos años y medio de cárcel y el pago de una multa de 48.000 euros, mientras que los otros cuatro implicados han sido condenados a un año y medio de prisión y a pagar 21.000 euros.