Santa Cruz de Tenerife

Fomento admite la normalidad en la huelga de estiba, seguida "casi al cien por cien"

Ayamonte (Huelva), EFE
5/jun/17 13:40 PM
eldia.es

Decenas de coches a la espera de ser embarcados en el puerto de Vigo durante la primera de las ocho jornadas de huelga convocadas por los sindicatos de los estibadores./Salvador Sas (EFE)

Madrid, EFE La primera jornada de huelga de las ocho convocadas por los sindicatos de estibadores se desarrolla sin incidentes de importancia, con el cumplimiento -salvo excepciones- de los servicios mínimos y con un seguimiento casi total entre los 6.500 trabajadores del sector.

La huelga, que se ha iniciado a las 8.00 de la mañana aunque sólo se realiza en horas impares, se repetirá del mismo modo los días 7, 9, 19, 21 y 23 de junio, y está convocado un paro de 48 horas para el día 14.

Desde Ayamonte (Huelva), el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha pedido una reunión entre los sindicatos de estibadores y la patronal Anesco para resolver la situación.

Durante el primer turno de trabajo, la huelga se desarrolla de acuerdo a los términos establecidos (se para sólo las horas impares) y se cumplen los servicios mínimos fijados por Fomento, sin que se hayan constatado bajos rendimientos en las horas pares, según los datos facilitados por las Autoridades Portuarias.

Los servicios mínimos se están respetando, en particular en el tráfico de pasajeros desde la Península a Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla, y en los trayectos interinsulares. No obstante, las navieras han reducido al mínimo los trabajos, según Puertos del Estado.

El seguimiento de la huelga es prácticamente total en las horas impares y los paros se han secundado en todos puertos, excepto en el de Cartagena (Murcia), que vive una situación particular porque la mayor parte de los trabajos de estiba los realizan empresas privadas.

Entre las excepciones figura el incumplimiento de los servicios mínimos en un buque que cubre la línea con Tánger en el puerto de Motril (Granada). En Ferrol, los estibadores han impedido la operativa de un buque.

El coordinador de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, Antolín Goya, ha destacado que la huelga ha tenido un seguimiento total, casi del 100 %.

"Lamentamos haber tenido que llegar a esta situación tras los innumerables esfuerzos que hemos hecho para buscar un marco de normalidad", ha explicado Goya desde Santa Cruz de Tenerife.

Goya ha responsabilizado de la situación al Gobierno, que con el decreto de liberalización ha dado a las empresas estibadoras "una situación de privilegio".

Según Goya, hasta ahora los 6.500 estibadores portuarios españoles tienen contrato indefinido, pero a partir del real decreto ley de reforma del sector las empresas estibadoras no garantizan la totalidad del empleo.

El líder de la Coordinadora ha explicado que ahora "no hay mesa de negociación" abierta, pero ha mostrado su confianza en que a lo largo de la protesta las empresas se avengan a sentarse con los estibadores.

El ministro de Fomento ha destacado la normalidad en el arranque de la primera jornada de huelga y ha cifrado su seguimiento en "casi el cien por cien".

"Se tiene que dar una reunión entre estibadores y patronal, ya que ahora están negociando el convenio colectivo y se tienen que sentar las dos partes", ha recalcado De la Serna tras el acto de inicio de las obras de mantenimiento del Puente Internacional del Guadiana en Ayamonte.

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha advertido de que la huelga puede dañar a la economía española.

Anfac, la patronal de los fabricantes de vehículos en España, ha pedido que se respeten los servicios mínimos y se evite cualquier "incidente" que altere la actividad en las instalaciones portuarias.

Un portavoz de Anfac ha destacado la importancia que para la industria de la automoción tienen los puertos españoles, por los que se embarcan y desembarcan unos 9.000 vehículos al día.

En la misma línea, varias asociaciones agroalimentarias y de agroexportadores han reclamado un acuerdo urgente para el sector de la estiba con el fin de no perjudicar el comercio, ya que los puertos son esenciales para la salida y entrada de productos y materias primas.