Santa Cruz de Tenerife
MIGUEL CONCEPCIÓN PRESIDENTE DEL CD TENERIFE

"Estamos ante una oportunidad que no queremos dejar escapar"

J.J.R. (@juanjo_ramos), S/C de Tfe.
12/jun/17 6:04 AM
Edición impresa

Miguel Concepción Cáceres (La Palma, 1954) vuelve a sonreír. Pasó de vivir el ascenso a Primera en la temporada 08/09 al descenso a Segunda B en 2011. Después de navegar por las peores aguas, de anunciar incluso su salida, se presentó a las elecciones del pasado verano, las ganó y sueña ahora con el retorno a Primera.

Se ha mantenido en un segundo plano toda la temporada. ¿Por qué?

La entrada del director general me ha aliviado. En el proyecto de mi candidatura, prometimos que abriríamos el club a la calle y que nos emplearíamos a fondo con la Ciudad Deportiva y la Fundación. Con esta nueva figura, todos esos temas están muy bien llevados.

Le ha beneficiado también la marcha del equipo. Porque otros años se vio obligado a salir para apaciguar el ambiente o dar explicaciones.

Este año ha sido bueno porque prometimos que lucharíamos por los puestos altos y se ha cumplido. La verdad es que se han creado inercias para estar donde estamos. Ha sido el año que todos deseamos porque la afición está ilusionada y estamos contentos con el rendimiento del equipo, sobre todo en la segunda vuelta. Cuando las cosas marchan así, el club se hace más cómodo de llevar. Hasta disminuye la crítica, que entiendo que tiene que existir. Muchas veces las cosas no salen porque en el fútbol no funcionan las matemáticas.

¿En qué medida ayudó el proceso electoral a disipar el frentismo y la división en el tinerfeñismo?

La gente se ha dado cuenta de que hay un apoyo importante a los actuales gestores del CD Tenerife, algo que se ha demostrado junta tras junta, y ya no está por confiar en proyectos que se basan en la descalificación, el acoso y el derribo. Se fían más de las obras y de la experiencia. Nosotros hemos pasado un desierto muy largo con toda esta situación del club de los últimos años y hemos sabido salir de ahí. Ahora miramos con cabeza alta hacia el futuro.

Quería un club más cercano. ¿Cree que la afición ya lo ve así?

Seguro. El otro día me decían "ahora sí, presidente. El club se ha abierto". Ese va a ser el camino. Quizás estuvimos muchos años encerrados, pensando en el tema económico y nos estábamos alejando de la calle. Eso ha cambiado. El director general ha captado bien el mensaje y, junto con el equipo de buenos profesionales que tenemos, está consiguiendo no vivir de espaldas a la afición.

Conseguido el objetivo de disputar el "playoff", ¿la temporada es ya un éxito?

Sí, desde luego. Nuestro objetivo era luchar por esos puestos. Ahora tenemos un 25 por ciento de opciones de ascender y el equipo no se ha mostrado inferior a los rivales que se han clasificado. Salimos todos muy igualados y ahora dependemos de la suerte, la intensidad y de cómo se nos den los partidos. Creo que vamos a ver un "playoff" muy bonito e intenso. Deseamos que sea el Tenerife el que gane esas dos eliminatorias y el ascenso. Es una oportunidad que no queremos dejar escapar.

El ascenso es el premio gordo y la solución a (casi) todos los males.

El ascenso es conseguir ser top, ver el fútbol de máximo nivel mundial y lograr el anhelo de cada aficionado. Tenemos la responsabilidad de luchar por eso. Luego está el tema de los derechos de televisión, que se multiplican por seis o por siete. Luego, hay temas colaterales a nivel de promoción de la Isla. Es como si pasáramos a ser todos de Primera.

El salto es abismal, mucho más grande que en 2009 cuando se logró el último ascenso.

Se han hecho cosas muy buenas en LaLiga con Javier Tebas. La venta centralizada de derechos de televisión ha permitido un gran salto. En dos años hemos pasado de 2,5 a casi 6 millones. También han ayudado los controles presupuestarios para que cada uno se gaste lo que puede. En poco tiempo se ha reconducido y vamos por buen camino.

No me diga que no ha pensado usted: A ver si va a ser Cervera el que nos deje sin ese paraíso.

Cualquier rival que nos toque puede ser complicado. Pero debemos tener confianza en nuestro equipo, que ya demostró en Cádiz su capacidad. Es verdad que todos los partidos no son iguales y que Álvaro (Cervera) es un gran profesional. Ha hecho una gran labor con el Cádiz, llevándolo a esos puestos. Pero el Tenerife es mucho Tenerife y, si se dan las cosas bien, le podemos ganar a cualquiera.

Con él halló usted unos niveles de afinidad que no ha tenido con otros entrenadores.

Quizás ha sido de los entrenadores con los que más he convivido. Es un gran profesional. Aquí chocó con el entorno, que se le volvió en contra. Eso le afectó anímicamente y se tuvo que tomar una decisión. Se hizo de forma consensuada con él. Mantengo una buena amistad.

Hábleme de José Luis Martí. En contraposición con Cervera, ha traído paz al entorno. ¿Quizás por su etapa anterior como jugador?

José Luis fue una apuesta nuestra arriesgada. Había dejado su etapa como jugador poco antes, pero sabíamos el carisma que tenía y buscábamos algo diferente. Ha salido bien. Es verdad que le costó mucho dar con el equipo porque no lo tenía encajado. Tuvo que hacer cambios hasta que llegó al nivel que nos permitió lograr los resultados de la segunda vuelta. Pero mantuvimos la confianza y, aunque no ha sido fácil, se ha conseguido. Creo que es un entrenador en constante crecimiento. Siempre va a ir en proyección y se acabará consolidando como uno de los mejores del fútbol profesional. Ojalá esté mucho tiempo con nosotros y podamos disfrutar de sus éxitos.

El que ha tenido siempre una mayor contestación es Alfonso Serrano. Pero usted le ha mantenido ahí contra viento y marea. ¿El tiempo le ha dado la razón?

Serrano fue el primer director deportivo que contraté en marzo de 2006. Hizo un buen trabajo. Trajo a Oltra por ejemplo, pero un día me dijo que quería acometer otros retos en su vida. Le dije que se estaba equivocando, pero se fue. Nos dejó una plantilla que nos llevó a Primera. Porque Santi (Llorente) prácticamente no hizo nada para cambiarla. Casi ni la retocó. Con el entrenador que había contratado Serrano subimos. Él es un profesional que ha crecido poco a poco y que tiene muchas conexiones a nivel nacional, que es lo que hay que tener. ¿Qué algunos fichajes no dan el rendimiento esperado? Pues sí, pero es que eso le pasa hasta al Real Madrid y al Barcelona. He tratado de ser justo con Alfonso y sé que ha sido muy criticado. Hoy en día, la gente habla menos de él porque hay que reconocerle lo que hace bien. Además, la sintonía con el entrenador es muy buena. Eso suma.

Tiene mérito acabar cuarto con el presupuesto 18 de Segunda (el 13 ahora).

Claro. No podemos salirnos de ese presupuesto fijado y a mí me gusta un modelo lineal. No me sirve tener una figura con una ficha muy alta porque eso crea malestar. Ya tuvimos una experiencia de la que hay que aprender, de los errores. Cuando descendimos de Primera a Segunda, aún sin control salarial, trajimos tres o cuatro jugadores muy caros. Sobre el papel éramos de las mejores plantillas y acabamos descendiendo a Segunda B. Interiormente, un jugador que cobra bastante menos puede pensar "juega tú, que para eso te pagan tanto".

¿Cuánto se pudo mejorar después de la venta de Nano?

El traspaso de Nano va a repercutir ahora, aunque en tesorería sí se tenga el ingreso.

Se discutió aquella operación, que lastró al equipo en el arranque. Pero igual se arrepiente más el Éibar que el Tenerife.

Tuve dos reuniones con Nano y me pidió por favor que lo dejara ir. Siempre he dicho que al que no quiera estar no se le impide que salga. Se compensaron bien los intereses porque él no quería estar aquí bajo ningún concepto. Fue una buena operación. Peor es que un jugador crezca en nuestra cantera y no quiera ampliar su contrato sin dar opción a defender los intereses del club. ¿Qué quieren los representantes? ¿Que el jugador se vaya libre? Sé que hay profesionales que son muy jóvenes, pero esa mentalidad que les transmiten va en contra del Tenerife.

Se refiere a Cristo González.

Pues sí. Le convendría renovar y seguir creciendo porque todavía no está en el punto de salida.

Entendiendo que sus representantes no han ayudado, ¿no se ha equivocado el Tenerife dando tanto margen? Nueve meses.

Más. Con Cristo llevamos intentando ampliar su contrato dos años. Ha cambiado de agente y siempre hay pegas. Son chicos muy jóvenes y les comen el coco prometiéndoles el paraíso. Después, muchas veces, eso acaba en fracaso. El chico está en su ambiente, en un equipo en el que ha crecido. Ya le llegará el momento. Tiene que medir bien los tiempos. Lo que no puede ser es que los intereses del representante vayan en contra del Tenerife y no beneficien en nada tampoco al jugador.

Nano, Ángel... Se fueron y ahora sí quieren volver. Cómo cambia el cuento.

Si esos jugadores quieren venirse, la puerta la tienen abierta. El caso de Ángel es distinto. Queda libre y es un tema de negociación. Nano es jugador del Éibar, pero en el contrato de venta tenemos una opción preferencial en caso de que el entrenador no cuente con él. Creo que sería bueno para el jugador que lo cedieran para que siguiera en valor. Ahí es donde lo traeríamos si entra en nuestras posibilidades. Son jugadores que pueden aportar cosas buenas.

¿Es posible que Gaku Shibasaki siga también en Segunda?

Lo intentaremos. Si nos quedamos en Segunda, tiene más probabilidades de irse a Primera. Aunque se ha adaptado muy bien a la Isla. Todavía el juego que él da lo está empezando a captar el equipo. Hay mucho por ver de él.

¿Y Aarón Ñíguez?

Con Aarón está bastante avanzada la renovación. Seguramente se anunciará pronto.

¿Cuánto le va a costar (de prima) al club jugar el "playoff"?

Una cantidad razonable, en la línea de los clubes modestos en España. Tengo contacto con el resto de presidentes y lo hablamos. No estamos en la línea del Getafe, porque ellos tienen la ayuda por descenso y han ofrecido el oro y el moro por subir.

Pongámonos en lo peor. Si no se logra el salto a Primera, ¿habrá proyecto 17/18 de ascenso?

Este año queríamos luchar por los puestos de arriba, pero el año que viene tendríamos que luchar por estar ahí desde el principio. Tendremos un plus y seremos más competitivos. Ya no es luchar por, sino que queremos tener esa ilusión desde el principio.

Pongámonos ahora en lo mejor. ¿Qué error de los cometidos en la temporada 09/10, la última en Primera, no repetiría ahora?

Todo es mejorable. Pero sin meterme en el trabajo de los entrenadores, quiero que tengamos una buena plantilla, retocando lo que haga falta para darle un punto más de calidad. Luego, el equipo técnico debe tener su estrategia en cada partido. No me gusta un equipo lineal, que juegue siempre al ataque. Porque no todos los rivales son iguales. Lo importante es el resultado. Nos harán falta los puntos para lograr la permanencia. Tú puedes jugar muy bonito, pero si por jugar muy bonito te terminan metiendo cuatro o cinco goles, eso no me sirve para nada. Me juegas menos bonito o hazlo contra los rivales que están a tu altura. En Primera hay ocho o diez que están por encima. Contra esos no se puede jugar de tú a tú porque, como te descuides, te meten un saco.

¿Qué ha aprendido en todos estos años? ¿Es ahora mejor presidente?

En conocimientos tengo mucho más. A nivel futbolístico me refiero. Creo que ahora estaría mucho más preparado para manejar la situación en Primera. El tiempo te da experiencia y hay cosas que ahora podría mejorar. Estos once años han sido una carrera superior.

¿Tiene claro que cumplirá los cinco años en el cargo?

Sí.

¿Le ha llamado Miguel Ángel Ramírez? ¿Se alegrará por el ascenso del Tenerife?

Hace tiempo que no hablamos, pero conservamos la buena sintonía. Creo que para la región sería bueno que los dos equipos estuvieran en Primera. Sería bonito el derbi para mantener la llama de rivalidad deportiva y para las arcas de ambos clubes. A ver si lo conseguimos.

Renovados Martí y Serrano, falta Víctor Pérez Borrego.

No se ha pronunciado sobre su continuidad. Espero que sí, que siga, pero no hemos hablado.

Esta misma semana se refirió Pérez Borrego a "problemas de coordinación" en la cantera.

La base se ha reforzado con la entrada de Julio Durán, que es un hombre muy conectado con el fútbol de cantera de la provincia. También se cambian algunos entrenadores y Sesé Rivero viene haciendo un buen trabajo.

¿Cómo marcha la reforma de la Ciudad Deportiva?

El proyecto está en el Ayuntamiento de La Laguna. A estas alturas hubiéramos querido estar ya en obras, pero hubo problemas burocráticos. Estamos a la espera de la licencia para licitar el proyecto. Nos gustaría que fuera en agosto. Cubriremos el proyecto y, si subimos, parte de las obras.

Esto anula aquella vieja aspiración de cambiarla de ubicación.

No necesariamente. No sabemos las vueltas urbanísticas que puede dar el tema. No me disgusta la idea de una Ciudad Deportiva en la montaña de Taco, integrada dentro de un parque en meseta, con la residencia y un estadio para 50.000 personas en una vaguada que hay debajo, sobre Hoya Fría. No es una utopía. Los terrenos limítrofes pueden tener uso deportivo y eso es importante. Si se nos ofreciera una permuta para el aprovechamiento de la Ciudad Deportiva actual para uso universitario, hablaríamos.

¿Sería el gran proyecto, faraónico si se quiere, de futuro?

No es tan faraónico porque allí habría aparcamientos, una cuarta fase del tranvía, instalaciones como las del campo del Espanyol. Tengo envidia sana de ese estadio. ¿Por qué no tener un campo así? La Isla se lo merece.

¿Y la Fundación?

Estamos pendientes de presentarla, pero teníamos otras cosas como el himno o las renovaciones, y hemos decidido esperar mejor fecha. Después del "playoff" se dará a conocer. Será una buena fuente de ingresos para la base y, además, nos dará prestigio de cara al exterior.

¿Ha encontrado una solución para los locales del Heliodoro? ¿Qué otras mejoras se acometerán?

Por el césped hay que esperar. Procuraremos hacer lo imposible por recuperarlo después del concierto (8 de julio), que nos preocupa muchísimo. Pero tendremos que aguantarnos con ese césped hasta el final de la próxima temporada. Sí se harán otras mejoras, como los baños o la salida de vestuarios. En cuanto a los locales, estamos erre que erre. Queremos uno para los veteranos, otro para las peñas, otro para la tienda museo e incluso uno para un restaurante. Eso está en manos de Ideco y es uno de los caballos de batalla de Víctor (Pérez Borrego).

¿Se cobrará entrada a los abonados en el segundo "playoff"?

Si nos clasificamos, se valorará.

Los abonados esperarán un guiño después de tanta promoción.

Si el Tenerife asciende, podemos alcanzar los 18.000 o 19.000 abonados. Y si no se sube, hay que intentar llenar el campo. Para ello, estudiaremos un plan de medidas para ello. Estudiaremos todo, incluso los precios. Queremos quitar las disculpas para que acudan a los partidos.