Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PSOE pide una consulta ciudadana para decidir el futuro de los terrenos de la Refinería leer

La construcción de viviendas sale de su letargo y se duplica en un año

Las 1.841 casas para las que se emitieron licencias municipales en 2017 suponen el dato más alto desde 2011, aunque quedan lejos de las 30.000 de los ejercicios previos a la crisis.
El Día, S/C de Tenerife
4/jun/18 6:14 AM
Edición impresa
La construcción de viviendas sale de su letargo y se duplica en un año

"Hay un montón de grúas donde antes no había nada". El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, destacaba en una reciente entrevista con EL DÍA el auge de la construcción como síntoma de la revitalización económica del municipio. La situación expuesta por el regidor capitalino no se limita a su ciudad: las licencias de obra concedidas por los ayuntamientos de las Islas experimentaron un significativo incremento en 2017, en especial las relativas a la ejecución de viviendas, una actividad que casi se duplicó respecto al año anterior.

Los últimos datos del Instituto Canario de Estadística (Istac) , que incluyen el cierre de 2017, recogen que en el pasado ejercicio se expidieron licencias municipales para la construcción de 1.841 viviendas, una cifra resultante de sumar los inmuebles de nueva planta y los que son objeto de rehabilitación y restar las casas que son demolidas. Este volumen de viviendas supone un 85% más que las 994 contabilizadas en el año precedente.

Al mismo tiempo, los registros del pasada año constituyen los mejores desde 2011, cuando las corporaciones locales del Archipiélago emitieron permisos para ejecutar 2.508. Pese a ello, no conviene perder la perspectiva: la cifra de 2017 no representa ni una décima parte de los guarismos anteriores a la crisis, cuando llegaron a rozarse las 30.000 viviendas autorizadas por los ayuntamientos.

El pasado año se otorgaron licencias municipales para la construcción de 1.533 nuevas viviendas, a las que hay que sumar 384 destinadas la rehabilitación. Las casas que debían ser demolidas, por su parte, ascendieron a 76.

Los datos del Istac recogen, además, los edificios a los que dan lugar las licencias municipales otorgadas. En este aspecto, los consistorios concedieron permisos para la ejecución de 781 edificaciones de nueva planta, casi 150 más que el año anterior. La gran mayoría de ellos (646) estaban destinados a uso residencial.

La cifra de edificios autorizados el pasado año fue la mayor desde 2011, cuando se emitieron licencias para 1.061. Pese a este sostenido incremento, el volumen total queda, de nuevo, muy lejos de los registros previos a la crisis, que presentaron, en algunos ejercicios, datos superiores a los 8.000 edificios.

El aumento experimentado por la edificación de nueva planta ha transcurrido de forma paralela al descenso de la rehabilitación. Los 466 edificios para los que se concedieron licencias municipales destinadas a la renovación en 2017 fueron casi cien menos que el año anterior y rompen una tendencia al alza que ya encadenaba tres ejercicios.

Lo mismo sucede con los edificios objeto de obras de demolición: los 60 amparados por permiso de las corporaciones locales suponen 14 menos que en 2016 y también quiebran un ascenso de tres años consecutivos.

"Moderado optimismo" en el sector

La reactivación paulatina de la obra pública, la inversión privada -en especial en la actividad hotelera- y la rehabilitación han permitido que el sector de la construcción, golpeado de lleno por la crisis, dé signos de recuperación y que los empresarios muestren un "moderado optimismo". El boletín de coyuntura de la construcción del primer trimestre de este año, elaborado por la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, revela que las empresas constructoras han empezado a estabilizar sus negocios e incluso a mejorar sus resultados tras el "auténtico desplome" de actividad y empleo experimentado durante la recesión. Así, un 57% de los empresarios asegura haber mantenido estables sus resultados empresariales durante los primeros meses del año 2018 y un 21% afirma haberlos mejorado respecto a finales de 2017, frente a un 22% de empresarios que aún apunta retrocesos de actividad, indica en un comunicado la entidad cameral.

La compraventa continúa en ascenso

Por su parte, la compraventa de viviendas registró en el primer trimestre del año un aumento anual del 18,6%, debido tanto al incremento de la compraventa de viviendas usadas (17,8%) como de viviendas nuevas (21,7%). Según la Cámara, esta dinámica se ha visto favorecida por la progresiva recuperación del empleo en las Islas y por unas buenas condiciones financieras. Así se aprecia en otros indicadores, como el número de hipotecas sobre viviendas, que aumentaron un 5,8% respecto al primer trimestre de 2017, al igual que también creció el importe su importe, con una variación anual para el mismo periodo del 18,1%.