Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Aparece una zodiac abandonada en la playa tinerfeña de Almáciga leer
FRANCIA PROTESTAS

El Gobierno endurece su posición hacia los "chalecos amarillos", aún movilizados

París, EFE
5/ene/19 10:25 AM
eldia.es
IAN LANGSDON (EFE)

París, EFE El Gobierno francés mostró este viernes su voluntad de aplicar de forma estricta la ley contra los "chalecos amarillos" que siguen movilizados en las carreteras y que continúan organizando protestas con el único objetivo, a su juicio, de "derrocar" al presidente, Emmanuel Macron.

El portavoz del Gobierno, Benjamin Griveaux, descalificó a los participantes en acciones de ese movimiento, cuyo número dijo que ha bajado de más de 236.000 a comienzos de diciembre a 2.000 actualmente.

Son "agitadores que quieren la insurrección y derrocar al Gobierno" que han entrado en "una lucha política para cuestionar la legitimidad del presidente de la República", señaló Griveaux en la conferencia de prensa al término del primer Consejo de Ministros del año.

Hizo hincapié en que Macron ya respondió a las reivindicaciones "legítimas" de los "chalecos amarillos" con los anuncios que hizo a comienzos de diciembre, centrados en mejorar el poder adquisitivo.

Ante una octava jornada de protesta convocada mañana por los miembros más activos del movimiento, el portavoz del Ejecutivo insistió en que seguirán "haciendo reinar el orden público y el orden republicano".

Preguntado sobre si eso significa que hay que evacuar todas las rotondas donde se siguen concentrando los "chalecos amarillos", su respuesta fue que "nadie está por encima de las leyes en Francia".

Y reiteró que "cualquiera que obstaculice la libertad (de movimientos) de los ciudadanos, se enfrentará a la ley".

Griveaux se refirió al cabecilla más mediático de los "chalecos amarillos", el polémico camionero Éric Drouet, del que recordó que tendrá que comparecer ante la justicia por los cargos que pesan sobre él derivados de su actividad en las protestas: "Ni él ni nadie están por encima de la ley".

En una directiva enviada el pasado 29 de diciembre a los prefectos (delegados del Gobierno), el ministro del Interior, Christophe Castaner, exigió "operaciones de evacuación de la vía pública para liberar los obstáculos a la circulación, en particular en las rotondas y en las zonas de actividad económica".

Castaner hablaba de "evacuación forzada" pero también de imponer multas por ocupación no autorizada de las vías de circulación.

Según las cifras del Ministerio de Justicia, entre el 17 de noviembre y el 17 de diciembre hubo 216 personas encarceladas por participar en acciones de los "chalecos amarillos" y más de 4.500 estuvieron en comisaría bajo custodia después de ser detenidas.

FRANCIA PROTESTAS