Economía

Así ayudan las imprentas satisfaciendo las necesidades de las empresas

5/ene/19 21:08 PM
eldia.es

En los últimos tiempos las necesidades de carácter gráfico por parte de las empresas de toda España se han visto incrementadas considerablemente. Ello es fruto en gran parte del aumento de la competencia vivido en innumerables sectores, llevando a los negocios a tener que destacar por encima de los demás con acciones como potenciar el branding.

Pero este tipo de necesidades, en caso de que deseen ser satisfechas plenamente obteniendo a posteriori el tan esperado resultado –por ejemplo, un considerable aumento de clientes– exigen recurrir a una imprenta de la talla de Printmakers, haciendo gala de una dilatada trayectoria a sus espaldas.

Dicha acción cada vez es llevada a cabo por más instituciones, desde PYMES hasta entidades públicas. Pero, ¿exactamente qué motivos son los que impulsan a contratar los servicios de imprentas muy experimentadas? Todos ellos hacen referencia a la inestimable ayuda que las mismas pueden llegar a proporcionar.

Las imprentas ayudan a otras empresas elaborando productos totalmente personalizados

Si por algo se caracterizan la mayoría de empresas de hoy en día es por querer distinguirse de las demás. Solo así se puede labrar una buena imagen de marca y de ello son conscientes los negocios que operan actualmente.

Así pues, pocas empresas quieren tener por ejemplo una tarjeta de visita que sea idéntica a la de otra entidad, indistintamente de si la institución ajena pertenece o no al mismo sector.

Es por este motivo que las imprentas se encargan de llevar a cabo procesos de personalización con tal de satisfacer las necesidades y los gustos de cada empresa, respetando las preferencias que son indicadas en los pedidos que reciben. De hecho, algunas de ellas incluso efectúan desde cero el diseño siguiendo las pautas detalladas: colores corporativos, frases a incluir, etcétera.

Siempre ofrecen a los clientes una serie de formatos estándares, aunque adicionalmente se brinda la opción de ajustar cada parámetro. Las variables son prácticamente infinitas, abarcando desde el gramaje del papel y la tonalidad del mismo hasta el tamaño a nivel tanto global como individual, definiendo las dimensiones que tendrán todos y cada uno de los elementos presentes en el conjunto.

Precisamente al hablar de los productos entre los que las empresas pueden elegir se hace evidente otro factor determinante para el éxito que las imprentas tienen entre negocios de todos los tipos. Y es que independientemente de si son tiendas, consultorías, despachos de abogados y tantas otras entidades distintas encuentran justamente aquello que buscan: catálogos, revistas, cartas para restaurantes, etiquetas, sobres, folletos promocionales y un larguísimo etcétera.

Ideales para llevar a cabo estrategias de marketing

En plena era digital los contenidos visuales han adquirido más trascendencia que nunca. Es por ello que si se desea triunfar se requiere la disposición de elementos que llamen la atención del público objetivo, consiguiendo así una mayor cifra de clientes potenciales.

Pero si una empresa pretende llegar a una gran cantidad de usuarios requerirá la disposición de una considerable cifra de elementos destinados tanto a la publicidad en sí como a potenciar la imagen de marca. Afortunadamente una imprenta cuenta con los medios y los profesionales necesarios para cubrir este tipo de necesidades.

No hay mejor manera de transmitir la imagen corporativa de una empresa que haciéndolo a través de productos que hacen gala de una excelente calidad. De hecho, son muchas las compañías que experimentan un notable crecimiento después de invertir en una estrategia de marketing basada en la creación, impresión y posterior distribución de elementos en formato físico como los que han sido anteriormente sacados a colación.

Máxima rapidez para ahorrarles tiempo a las empresas

La productividad siempre ha sido de suma importancia en el entorno empresarial, aunque en la actualidad precisamente por el gran aumento de competencia es más relevante que nunca aprovechar al máximo el tiempo del que dispone cada entidad. Es por ello que se descartan aquellas acciones tanto de marketing como de otra índole que acarrean perder una excesiva cifra de valiosas horas.

Pero, ¿y en el caso de las imprentas? Todo lo contrario, especialmente a raíz del auge de Internet –aunque la celeridad también se da con aquellas que no admiten transacciones online–. A fecha de hoy basta con tramitar un pedido en línea o vía telefónica sin necesidad de presenciarse físicamente en las instalaciones de la imprenta.

Aunque el ahorro de tiempo no solo viene dado por este aspecto, sino también por la rapidez con la que las imprentas con mucha experiencia acumulada son capaces de elaborar en un tiempo récord todos los encargos que reciben, incluyendo los de grandes multinacionales que abarcan miles de unidades de uno o varios productos.

Sin desplazamientos ni pérdida de tiempo de ningún tipo el paquete pasa a ser recibido directamente en la empresa, habiendo pasado previamente por un proceso de verificación de calidad para asegurarse de que el resultado será el deseado por la compañía cuyas necesidades gráficas quedarán satisfechas al cien por cien.