Economía
LO ÚLTIMO:
Las Palmas exigirá al alquiler vacacional entradas diferentes para clientes y vecinos leer

La JUR europea abre el plazo para que los afectados del Popular presenten sus alegatos

Bruselas, EFECOM
6/nov/18 8:40 AM
eldia.es
EUROPA PRESS

La Junta Única de Resolución (JUR) europea abrió hoy el plazo para que los acreedores y accionistas que sufrieron pérdidas con la resolución del Banco Popular puedan presentar sus alegatos sobre su decisión preliminar de no compensarles por la operación.

"Los antiguos accionistas y acreedores del Banco Popular Español afectados por las acciones de resolución y considerados elegibles en la fase de registro podrán remitir sus comentarios por escrito hasta las 12.00 (hora de Bruselas) del 26 de noviembre", informó la JUR en un comunicado.

Solo aquellos afectados que hayan sido elegidos recibirán hoy, bien de forma personal o a través de sus representantes, un correo electrónico con un vínculo que les permitirá enviar sus alegatos a través de una plataforma electrónica.

La JUR había indicado que en la fase de registro, que estuvo abierta entre el 6 de agosto y el 14 de septiembre, había recibido "12.000 expresiones de interés", pero no ha llegado a precisar cuántos de los registrados han sido elegidos para finalmente pronunciarse.

Los comentarios que se reciban a través de la citada plataforma electrónica serán analizados por la JUR, que los tendrá en cuenta para tomar su decisión final sobre si debe compensar a los afectados por la operación, que se saldó con la amortización a cero de acciones y deuda subordinada y la venta de la entidad al Banco Santander por un euro.

La JUR anunció el 6 de agosto su decisión preliminar de no conceder compensación a los accionistas y acreedores afectados por la resolución del Banco Popular, puesto que el último informe sobre la operación revelaba que habrían perdido más en un proceso de insolvencia al uso.

En concreto, según la versión no confidencial del informe, los clientes con depósitos de más de 100.000 euros habrían perdido en el escenario más desfavorable un total de 14.000 millones de euros si se hubiese elegido una liquidación al uso en lugar de la resolución, que solo generó pérdidas a accionistas y tenedores de deuda subordinada.