Santa Cruz de Tenerife

Amigos de Anaga critica que el ayuntamiento no limpie los barrancos de la comarca

La AAVV Amigos de Anaga reclama que la corporación local se implique, antes de que empiecen las lluvias, en la limpieza de los barrancos así como los caminos de todo el Parque Rural de Anaga que se encuentran en mal estado.
EL DÍA, S/C de Tenerife
23/ene/12 1:07 AM
Edición impresa

La AAVV Amigos de Anaga acusó ayer al Ayuntamiento de Santa Cruz de falta de voluntad para solucionar los problemas que existen en los distintos núcleos poblacionales del Distrito, sobre todo los referidos a la limpieza de barrancos y de caminos, todavía tan necesarios para las comunicaciones entre los pueblos dispersos y de cara al turismo, que se encuentra en pleno auge.

Sobre los barrancos advierten de que si el invierno finalmente llega con agua, se corre un riesgo innecesario porque los barrancos no están del todo limpios, pasando el ámbito de Taganana a un segundo plano en beneficio de enclaves como San Andrés, Valleseco o María Jiménez.

El presidente de la AAVV Amigos de Anaga, Guillermo Borges, señaló que "por el hecho de que estén más cerca de la ciudad estas poblaciones no significa, como está ocurriendo, que dejen para el final a los pueblos de la otra vertiente. Nosotros también existimos y queremos minimizar los riesgos tanto o más que en esa parte".

Desinterés administrativo.- Criticó abiertamente "el desinterés con el que nos tratan, ya que preguntamos al Distrito Anaga por qué se consideraba prioritario Valleseco, María Jiménez, San Andrés, El Suculum o Igueste y no nosotros, que ya sufrimos lo nuestro en febrero de 2010, y eso que en su momento lo advertimos".

"Nos dijeron que en el mes de marzo, más o menos, vendrían a trabajar por los barrancos de aquí, porque ahora se encuentra el ayuntamiento sin presupuesto. Explicaron que la idea es alquilar las guaguas para traer al personal para que trabaje en los barrancos, pero ahora de momento no hay presupuesto... Pero si el invierno está por venir. Sólo esperamos que no ocurra nada, porque haríamos responsables al ayuntamiento de todo", advirtió.

Criticó que todavía al día de hoy no se haya reparado el agujero que se produjo en la carretera de El Draguillo hace ya casi dos años en la zona conocida como Juagai, aunque reconoció que "se ha producido una pequeña mejora en su recorrido. Pero no es suficiente porque el punto más peligroso de la carretera es el corrimiento de tierras que se produjo y que estuvo durante mucho tiempo con puntales para prevenir que finalmente se viniera abajo. Dijeron que iban a meterle mano para arreglarlo, que iba a costar en torno a los 30.000 euros el arreglo, pero todo está peor en este punto porque encima ya circulan muchos más coches que antes, con lo que el peligro aumenta exponencialmente".

Caminos rurales.- Por otra parte, pidió de una vez por todas que "se habiliten convenientemente los caminos rurales, ya que todavía son muy utilizados ya no sólo por todos nosotros, sino por la gran cantidad de senderistas nacionales y extranjeros. Los caminos de los pueblos de Anaga y del Parque Rural pueden ser un buen polo económico para la zona y con lo que les ofrecemos no se llevarán una buena impresión de cómo tratamos nuestros espacios. Hay algunos por los que sencillamente sólo los valientes pueden transitar, otros prácticamente ya se confunden con la espesura de la vegetación", dijo.

Transportes.- Otra de las grandes demandas de la AAVV Amigos de Anaga se centra en conseguir la ampliación de los horarios de la última guagua que conecta Santa Cruz con Almáciga, que hasta ahora se limita hasta las 19:15 horas entre semana. Guillermo Borges asegura que es uno de los grandes caballos de batalla del pueblo porque encima de la dispersión que existe en Anaga nos reducen las comunicaciones con el exterior".

"Dirán que nadie nos manda a vivir aquí, pero luego se les llena la boca de que hay que cuidar el Parque Rural de Anaga, de fomentar el turismo en la zona, de facilitarnos la vida... Palabrería, ya que en las cuestiones fundamentales estamos siempre sufriendo la desidia. Dicen que en estos momentos se están elaborando estudios por aquí y por allá, pero no hay forma y vamos a peor. Encima nos suben el precio de los viajes en guagua", criticó.

Recordó que "es lamentable que no tengamos unas marquesinas en esta parte. Creo que lo que quieren es que no cojamos la guagua porque ni marquesinas tenemos. Un palo que indica que aquello es una parada y un día de lluvia o viento tenemos que sufrir a la intemperie. Esto no nos lo merecemos", se lamentó.