Santa Cruz de Tenerife
TEMPORAL

El fuerte oleaje obliga a cortar el tráfico en dos vías de Garachico y El Pris

El mal estado del mar también llevó a tomar medidas de precaución en la costa de otros municipios como el Puerto de la Cruz, La Matanza de Acentejo o San Juan de la Rambla, donde se cerró el Charco de la Laja. En la ciudad turística se volvió a impedir el acceso a la escollera, al muelle y a parte del Lago Martiánez.
R.S., Puerto de la Cruz
4/nov/11 1:24 AM
Edición impresa

El fuerte oleaje que azotó durante el día de ayer todo el litoral del Norte de Tenerife obligó a cerrar al tráfico la avenida Adolfo Suárez de Garachico (TF-42) y la vía de acceso a la zona baja de El Pris, en Tacoronte, en ambos casos como medida de prevención de riesgos. Además, en localidades como el Puerto de la Cruz, La Matanza de Acentejo o San Juan de la Rambla también se limitó el acceso a algunas zonas de la costa para evitar accidentes.

En la ciudad turística se volvió a prohibir ayer el acceso a la escollera de la explanada del muelle y al espigón, así como a la zona de baño de San Telmo y a la parte más expuesta del Lago Martiánez.

En San Juan de la Rambla se limitó el acceso al Charco de la Laja. En Las Aguas el oleaje fue intenso, pero no llegó a obligar al cierre de la carretera de este núcleo costero.

La consecuencia más importante del temporal marítimo de ayer volvió a ser el ya habitual corte de la avenida de Garachico. El tráfico volció a desviarse durante toda la jornada a través del casco histórico.

Situación de alerta

El área de Carreteras del Cabildo de Tenerife destacó que "ante la situación de alerta por fenómenos costeros, anunciada por la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, el Servicio de Conservación de Carreteras procedió al cierre de esta vía".

En el caso de la vía de El Pris, la Policía Local de Tacoronte habilitó la vía superior con doble sentido, para evitar que los vehículos circularan cerca de las olas.

Al cierre de la edición las autoridades no habían informado de daños de importancia en el litoral norteño.