Santa Cruz de Tenerife

Almáciga exige más control en la zona de acampada ante la Semana Santa

Los vecinos de este enclave de Anaga temen que durante este periodo festivo se incrementen los problemas que padecen en este espacio cada fin de semana, por lo que exigen medidas acompañadas de servicios o soluciones más definitivas, como la regulación de esta actividad con la instalación de un cámping.
TACHI IZQUIERDO, Tenerife
12/mar/11 1:34 AM
Edición impresa

Los colectivos vecinales de Almáciga, en el Distrito de Anaga, reclaman medidas con las que regular las acampadas en la playa, pues consideran que la ausencia de una estructura y servicios en este espacio que cuenta con la protección de la figura del Parque Rural tiene consecuencias no solo para el entorno, sino para los vecinos.

Las asociaciones de vecinos quieren hacer un llamamiento a las autoridades municipales ante la cercanía de unas fechas en las que se incrementa la presencia de campistas y caravanas en el lugar, como es la Semana Santa, con el fin, según algunos responsables vecinales, "de evitar el caos que se produce incluso en algunos fines de semana del año".

Desde la asociación de vecinos Amigos de Anaga se ha expresado la voluntad de crear un grupo de apoyo "a las reivindicaciones que desde hace mucho tiempo han formulado los defensores de esta actividad al aire libre, así como de Anaga y sus playas, para que puedan disfrutar en su integridad de los mismos".

Además, reclaman que se acondicione la playa de Almáciga para la acampada con casetas, destinando parcelas individuales, con fogones compartidos y servicios como duchas y water".

Sin embargo, la asociación de vecinos Nuestra Señora de Begoña reclama una solución "más a largo plazo", pues defiende que en este espacio de Anaga se habilite un cámping con todas las características legales, a pesar, señala, de que "por la propia condición de Parque Rural y en el futuro como Reserva de la Biosfera, será más complicado conseguir los permisos para esta actividad".

Desde este colectivo vecinal señalan que los mayores inconvenientes se presentan con las acampadas sin control y la presencia de caravanas, "donde aquellos que no vienen a disfrutar del entorno, perjudican a las familias y a los propios vecinos de la zona, ya que invaden la propia carretera de acceso colapsando el tráfico, algo que nos tememos volverá a ocurrir en Semana Santa".

Por ello, señalan los dirigentes de Nuestra Señora de Begoña que "como se van a producir los problemas de todos los años, la mejor alternativa es contar con un cámping que acote esta actividad y con todos los servicios".

Por su parte, Amigos de Anaga también reclama una vigilancia permanente en la playa de Almáciga, "tanto en la zona de tierra como en el agua", además de exigir que se ordene los estacionamientos de vehículos "con algunos destinados a caravanas".

Además, se plantea la necesidad de mejorar el servicio de limpieza, así como el alumbrado público, más papeleras y cabinas de teléfono.

La Reserva de la Biosfera se retrasa

La declaración de Anaga como Reserva de la Biosfera sufre un revés en el proceso de promoción que lleva meses impulsando la Fundación Santa Cruz Sostenible, pues a pesar de que esta nominación de la Unesco ya ha contado con el respaldo del Cabildo y los ayuntamientos de Santa Cruz y Tegueste, el consenso necesario se rompe en el otro municipio que forma parte de este Parque Rural. El 30 de marzo expira el plazo para la promoción de la candidatura, pero el pleno de La Laguna aún no ha refrendado la adhesión, ya que en el municipio vecino cada vez toma más peso la reticencia de los vecinos de varios núcleos de la zona de cumbre a los recortes que implica esta declaración. Tomás Azcárate, gerente de la fundación, ha reconocido que la ruptura del consenso institucional va a retrasar el impulso de la declaración hasta el próximo año, a pesar de que todo el proceso y el proyecto está concluido. Azcárate también advirtió de que la posibilidad de que Anaga sea declarada como Reserva de la Biosfera, primera de la Isla de Tenerife, se pueda diluir de cara al futuro, pues comentó que el comité nacional de la Unesco se está planteando una moratoria que supondría perder la posibilidad de acceder a esta reserva. Hasta ahora, el proceso ha seguido su turno, pero la posición de La Laguna lo ha complicado.