Santa Cruz de Tenerife
CONCHA BUIKA CANTANTE

"Intento volver a ser la niña que fui"

BENJAMÍN REYES, Tenerife
20/mar/09 7:35 AM
Edición impresa

Concha Buika (Palma de Mallorca, 1972) va por libre. Con tan sólo tres discos se ha hecho un hueco en lo más alto de la nueva copla, pero su estilo va más allá y transita por el jazz, el soul, el hip-hop o el flamenco. Creció en un barrio marginal, repleto de "yonkis" y prostitutas, y eso marcó su carácter. Apasionada, no oculta su bisexualidad y no tiene pelos en la lengua. Esta noche dará rienda suelta a su peculiar propuesta musical, en el teatro Leal de La Laguna, a partir de las 19:00 horas.

-¿Cómo recuerda su infancia en el barrio chino de Palma de Mallorca?

-Tengo muy bonitos recuerdos de mi infancia. Aunque no he tenido una infancia privilegiada, sí recuerdo que la niñez fue una época divertida. Los niños se atreven con todo. Convertirse en mujer es más complicado. Hay que tomar muchas más responsabilidades. Por eso yo ahora intento volver a ser la niña que fui.

-¿Qué aprendió de los gitanos?

-Con ellos entró en mi oído el flamenco. No sabría decir qué aprendo de cada uno. No reconozco ese aprendizaje por razas. Lo busco en las personas.

-¿Se considera abanderada de una nueva forma de entender la copla?

-En absoluto me considero abanderada de nada. Desde luego lo mío es el jazz. Cuando tenga 50 años, aspiro a ser una joven promesa del jazz. No entiendo de banderas, ni de géneros.

-¿Le gusta o le molesta que la etiqueten como "la guerrillera de la copla"?

-No me molesta ni me gusta especialmente. Me parece divertido. Si soy un poco guerrillera, en el sentido de luchadora. Mi lucha es la música y el arte.

-¿Le gusta Concha Piquer?

- Claro, por supuesto. Es una de las grandes maestras.

-Jazz, boleros, flamenco, funk? ¿Por qué cambia tanto de estilo musical?

-Porque no entiendo lo de los estilos. Música es música. No hace falta etiquetarlo en estilos, ni rótulos. No soy de poner títulos. Soy más de fluir y sentir.

-¿Aboga por el mestizaje?

-No abogo por nada. Pero si tuviera que hacerlo lo haría por la comunicación. En estos tiempos el mestizaje de razas, de sonidos, de latidos es lo más normal del mundo. Las comunicaciones ahora son mucho más rápidas y efectivas, con lo cual el mestizaje es obligatorio. Lo impone la realidad.

-¿Por qué prefiere trabajar sin productores musicales?

-No he dicho nunca que prefiera trabajar sin productores musicales. De hecho, yo tengo mi productor musical: Javier Limón. Lo que pasa es que con él, cuando entramos en el estudio , no da la sensación de estar trabajando. Hay una sensación de fluir, de ir y venir de ideas, de notas, de arte, de misterio?

-Usted trabajó en Las Vegas haciendo imitaciones de Tina Turner. ¿Cómo recuerda esa experiencia?

-La experiencia fue muy dura, pero también muy enriquecedora. Lo pasé mal en muchos momentos. Sólo disfrutaba del silencio cuando se paraban las máquinas tragaperras. Era un lugar muy extraño. Me enfrenté a cosas que para mí eran incomprensibles. Me presenté en Las Vegas y cuando empecé a buscar trabajo no me lo daban por no tener papeles. No podía entenderlo. ¿Cómo siendo española no tengo papeles? Para mí los "sin papeles" eran los que venían de África a buscarse la vida a España. Cuando llegué a Las Vegas me di cuenta de lo que significaba no tener papeles. Tenía que trabajar siete días a la semana haciendo hasta tres "shows" diarios, y le daba la mitad de mi sueldo a un tipo para que no me denunciara por ser ilegal. No me llegaba para pagar el alquiler y darle de comer a mi niño. Si sobreviví a esa experiencia quiere decir que soy fuerte.

-¿Cómo se desarrolló el dueto "Mírame" con Eleftheria Arvanitaki?

-Fue un encuentro muy bonito. Ella tiene una voz preciosa y el tema es alucinante. Es una muy buena artista y pasamos un rato muy agradable en el estudio cuando lo grabamos.

-¿Considera vital el encuentro con otros músicos?

-Considero vital el encuentro con otros músicos, con otras artes, con otras vivencias, con otras culturas, con otras alegrías, con otras penas. El encuentro es la base del desarrollo.

-Una vez se definió como bisexual, trifásica y tridimensional. ¿Qué quiso decir con lo de trifásica y tridimensional?

-No soy de definiciones. Y mucho menos de autodefiniciones. Que cada uno lo interprete como quiera.

-Como dice su canción: ¿Jodida pero contenta?

-Sí, siempre. Unas veces más jodida que contenta y otras veces más contenta que jodida.

-¿Qué opinión tiene de que su música circule libremente por internet?

-No se le pueden poner puertas al mar.

-¿Existe machismo en el mundo de la música?

-Existe machismo en todos los mundos. El mundo de la música no es una excepción. Y si eres cantante, más todavía.