Santa Cruz de Tenerife

Fran Casanova cuela a Indiana Jones en los paisajes tinerfeños

El director orotavense utiliza localizaciones del casco antiguo de La Orotava, las Ramblas de Castro de Los Realejos y del correíllo "La Palma" durante la grabación de un cortometraje ambientado en las aventuras del arqueólogo.
EL DÍA, S/C de Tenerife
4/ene/09 2:01 AM
Edición impresa

Indiana Jones cabalga por Tenerife. No el veterano Harrison Ford, pero sí el intrépido personaje ideado por el cineasta orotavense Fran Casanova como protagonista del cortometraje "Indiana Jones y la búsqueda del ídolo perdido", una cinta que se proyectó el pasado 28 de diciembre en una de las salas de los Yelmos del Centro Comercial La Villa.

El corto se rodó completamente en la Isla de Tenerife y sus localizaciones están repartidas por el casco histórico de La Orotava, en la Rambla de Castro de Los Realejos y en el vapor el correíllo "La Palma". Más de 400 personas asistieron al estreno de un trabajo de coste cero cuyo personaje principal está encarnado por el tinerfeño Rafa Rodríguez. La historia transcurre entre Tenerife y Portugal y se ha ambientado en el año 1948. Uno de los retos para 2009 que se plantea Fran Casanova es la difusión del corto en Madrid y Barcelona. Asimismo, ya existe el compromiso para que se proyecte en la próxima edición del salón del cómic de Nueva York.

Casanova, autor en 1999 del primer cortometraje del arqueólogo que se colgó en internet ("Indiana Jones y el tesoro oculto") ha dirigido los títulos "El corazón del Dragón", "Oportunidad", "Cuando Pedro dejó Alicia", "El desaparecido" y "Tiempo muerto".

La "huella" de Spielberg

La inclinación por el cine aventurero de Steven Spielberg es algo que está presente en todos los títulos ambientados en las tramas para aniquilar al doctor Jones. México, Nueva York o Austria (en el caso del último estreno) son tres de las ciudades elegidas por Casanova para dar rienda suelta a la imaginación cinematográfica de un personaje que respeta el guión original, es decir, el doctor Jones vive con la obsesión de encontrar tesoros arqueológicos. Sólo en "Busca del sueño perdido", el tinerfeño se decanta por un guión en clave de humor para explicar qué ocurre el día en el que un fan se siente atraído por un personaje que roza el mito. Sus otras dos aportaciones son "Indiana Jones: recuerdos del pasado" e "Indiana Jones y la Daga del Infierno".