Santa Cruz de Tenerife

Casi ningún cultivo interior cuenta con seguro agrario en el Archipiélago

CARLOS ACOSTA, S/C de Tfe.
26/mar/08 11:45 AM
Edición impresa

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG Canarias) estima que cerca de la mitad de los agricultores canarios se dedican al mercado interior y que dentro de ese colectivo "casi nadie" cuenta con un seguro agrario.

El economista y responsable técnico en Tenerife de la organización, Manuel Redondo, aboga por incentivar la contratación de los seguros agrarios entre los productores canarios como mecanismo para brindar una "mayor estabilidad" a las rentas que perciben, "especialmente en los años en que se presentan problemas".

Para Redondo, los seguros agrarios han funcionado "razonablemente bien", pero lamenta la baja difusión que han tenido en el Archipiélago.

En el caso de los productores de aguacates, los cultivos asegurados representan entre el 2% y el 3% del total, proporción similar al de los cítricos. "En viña, los seguros cubren algo menos, pero las hortalizas llega al cero", lamenta Redondo. Y es que, en general, el aseguramiento de las producciones canarias fuera del tomate y del plátano "es prácticamente nulo".

En todo caso, aclara Redondo, el grado de aseguramiento para la mayoría de los cultivos siempre es inferior al 5%".

Uno de los problemas que explican la limitada contratación de los seguros es su falta de adecuación a la realidad del campo canario.

Redondo apunta que los orientados al tomate y al plátano "se adaptaron específicamente para Canarias", pero para el resto de los cultivos, los seguros en las Islas cubren incidencias como heladas y pedrisco.

Además, apunta Redondo, hace falta más organización entre los agricultores canarios.

El sector orientado a la exportación, que abarca a los tomates, los plátanos y las flores y plantas, "está más estructurado".

Por ese motivo, esos cultivos disponen de datos y conocen "mejor" su situación y necesidades, lo que, a su vez, "les permite llegar a acuerdos". Por el contrario, en el caso del mercado interior "no existe esa organización".

En la actualidad, los productores de flores y plantas trabajan para lograr el aseguramiento colectivo del sector.

"Ya disponen de borradores para debatirlos", apunta Redondo, antes de matizar que "el mercado interior es más complicado".

La contratación de los seguros en Canarias depende de cada cultivo y "sólo son obligatorios para los exportadores".

Pero en la Península, los seguros "no existen; era más fáciles implantarlos aquí".

Es el caso de los productores de plátano, a quienes se les concedieron las ayudas comunitarias a condición de estar afiliados en alguna asociación productora.

"De esa forma fue más fácil implantar los seguros colectivos, que también existen para el tomate". En el caso de ambos productos, "cubren casi un 100% de los agricultores".