Santa Cruz de Tenerife

El FSOC reivindica la bajada de precios de los productos básicos

El Sindicato Obrero Canario de El Hierro celebró ayer una manifestación con el fin de presionar para que el precio de la cesta de la compra y, en concreto, los productos básicos alimenticios, bajen hasta alcanzar unos niveles asequibles.
ACN, Valverde
23/mar/08 19:42 PM
Edición impresa

El Sindicato Obrero Canario (FSOC) de El Hierro celebró ayer sábado una manifestación con el fin de presionar para que el precio de la cesta de la compra y, en concreto, los productos básicos alimenticios, bajen a unos precios asequibles. Exigen, a su vez, acabar con la modalidad contractual de los trabajadores del subsector de la alimentación, denominados comúnmente como "contratos basura", reconvirtiendo éstos en contratos laborales dignos. El acto tuvo lugar a partir de las 11:00 horas en la Rambla Municipio de Frontera.

Según este sindicato, "no podemos soportar que la cesta de la compra sea en estos momentos la tercera más cara de Canarias, que los sueldos de los trabajadores de la Isla esté un 18% por debajo de la media estatal y que trabajemos un 7% más de horas, encontrándose el 71,4% de los herreños con dificultades reales para llegar a fin de mes".

El FSOC pide apostar por la soberanía alimentaria entendiendo ésta como una alimentación básica suficiente, económicamente asequible, de calidad, y respetuosa con las costumbres alimentarias, según declara la FAO.

Para el FSOC, el encarecimiento del coste de la vida en el Archipiélago tiene su origen en los movimientos especulativos de los importadores y la práctica monopolista de las cadenas de distribución, que fundamentan su estrategia en la comprensión de Canarias como un mercado cautivo. Esto provoca "una elevación de los precios del consumo sin más justificación que la del lucro desmedido, lo que conlleva un sobreesfuerzo económico de las familias canarias", afirman.

El FSOC exige, asimismo, la aplicación de políticas potenciadoras de la agricultura, la pesca y la ganadería, así como "el fomento del consumo de nuestros productos y la fiscalización de los mercados y cooperativas. Unas políticas que vayan más allá de los meros pronunciamientos y subvenciones, capaces de producir un cambio profundo", concluyen.