Santa Cruz de Tenerife

Sarane Alexandrian: "El surrealismo no sólo está vivo sino que sigue avanzando"

El máximo experto mundial de esta corriente, que ayer pronunció una de las conferencias de apertura del Congreso Surrealismo Siglo XXI, con sede en La Laguna hasta el día 28, asegura que para sus coetáneos Óscar Domínguez fue "la encarnación de lo isleño", además de un hombre "honesto pese a sus pendencias".
D.F./EFE, Tenerife/Londres
20/jun/06 18:06 PM
Edición impresa

El ensayista, novelista y crítico francés de arte Sarane Alexandrian manifestó ayer en La Laguna que "el surrealismo no sólo está vivo, sino que sigue avanzando", y dijo que los años que compartió con Óscar Domínguez le sirvieron para conocer a la persona tras el artista: "Como la definió Breton, Domínguez encarnaba los aires isleños y, pese a su carácter dionísiaco y sus pendencias, en el fondo era una persona buena y honesta", aseguró.

Considerado el máximo experto sobre este movimiento en la actualidad, Alexandrian pronunció anoche la última de las conferencias de apertura del Congreso Surrealismo Siglo 21, que se celebrará hasta el próximo día 28 en el Aulario de Guajara de la ULL, y al que se unirá un seminario paralelo dedicado enteramente a Óscar Domínguez, que se desarrollará este fin de semana en la lagunera Casa de los Capitanes. Alexandrian manifestó su "admiración" por el pintor tacorontero, y por Tenerife, " Isla que celebró en 1935 la primera exposición internacional sobre esta corriente". El autor de más de 60 libros dedicados mayoritariamente al erotismo, el último de los cuales, sobre la masturbación, titula "La sexualidad de Narciso", aseguró sentirse "de nuevo como en el viaje que Breton realizó en aquella época, y que le sirvió para escribir L´ amor fou". "Ciertamente, con 20 años, y con el movimiento surrealista en plena ebullición, jamás habría podido sospechar que en 2006 todavía se seguiría hablando de él de esta forma". Alexandrian recordó también que "Breton fue mi maestro, y con él reaccionamos contra ideologías como el comunismo, aunque de aquellos tiempos quedamos muy pocos". "Ahora acudo a Tenerife como testigo de una época, y me siento de nuevo como en un círculo de amigos". Según el experto mundial, Domínguez era tesorero también "de una inventiva brillante, por cuanto ideó la técnica de la calcomanía y la trasladó a sus cuadros". "Su vida también estuvo ligada al dramatismo, cuando borracho y furioso sacó accidentalmente un ojo a un amigo suyo", el también pintor Víctor Brauner. "El suceso le pesó mucho y repercutió también en su obra", explicó.

La conferencia inaugural del experto surrealista versó, en concreto, sobre "El erotismo en el surrealismo", y en ella Alexandrian ofreció unas pinceladas sobre el proceso que llevó a que "antes todo lo relacionado con esta materia se considerase un escándalo, y hoy se haya convertido en una banalidad".

Por otro lado, Domingo Luis Hernández, profesor de Literatura de la ULL y coordinador del Congreso, indicó, por su parte, que éste se dividirá en tres partes relacionadas que abordarán, en primer lugar, el surrealismo como corriente, centrándose en conceptos, temas e imágenes y sus manifestaciones en los ámbitos latinos; otra sección dedicada a Óscar Domínguez (el citado seminario, que indagará sobre el desarrollo de su pintura en París, y un tercer y último segmento sobre la posición de "Gaceta de Arte" en el desarrollo de las vanguardias. La propuesta, dijo Hernández, "ha suscitado que el cien por cien de los expertos contactados hayan aceptado participar en el encuentro", y que de los 25 ponentes inicialmente fijados "la cifra haya aumentado a 32". Pese a esto, el profesor reconoció que, "aunque la voz de la mujer no estará muy presente" en el Congreso, éste se reserva interesantes perspectivas como la de Amalia Rodríguez, "que hablará del movimiento desde la óptica psicoanalítica", adelantó.

Ayer intervineron, además, la profesora de la ULL Isabel Castells y CB Morris, catedrático de las Universidades inglesas de Gales y Hull.

Ponencias

Ya por la tarde, Alexandrian puntualizó durante su ponencia que el amor glorificado por el surrealismo "tiene su origen en el amor físico -con sus actos de posesión, su multiplicidad de placeres, sus desviaciones y dificultades-, más que en el sentimental e idealista, que no tiene en cuenta la realidad de los cuerpos". El surrealismo ubica al erotismo en primer plano y lo vuelve "un principio fundamental de su nueva moral de la libertad" y mostrará que no es igual al amor ni a la sexualidad, sino "al punto en común que los une, el que vuelve necesario uno de otro", según Alexandrian, que recordó a Robert Desnos, un poeta que se valía de la "obscenidad, definida como todo aquello que contradijera las costumbres y prejuicios acerca del amor y el pudor".

Por su parte, CB Morris se centró en la manera en que los autores canarios se inscribieron en la urdimbre del surrealismo con voz propia, y hasta hablaron de "sobrerrealidad" y "superrealidad" antes de acuñar la palabra definitiva que bautizó la obra de estos creadores.

"Los escritores canarios extendieron las fronteras del surrealismo y enriquecieron no sólo al movimiento sino también a la historia cultural de las Islas", según Morris, para quien en las Islas hubo escritores que "admiraban y absorbían el ejemplo visual, textual y doctrinal" como devotos "y no como acólitos", como innovadores "y no como imitadores".