Santa Cruz de Tenerife

El instituto de Añaza clausuró el tercer año del proyecto educativo "Pura Vida"

La iniciativa no muere con este paréntesis, que supone un "hasta luego" para los biólogos marinos que han puesto en marcha de forma voluntaria el plan y para unos chicos que, orgullosos e ilusionados, han participado de un compromiso común para atraer a otros jóvenes del barrio.
EL DÍA, S/C de Tenerife
30/may/03 8:24 AM
Edición impresa

José Ramón Docoito e Iván Acevedo son dos biólogos marinos que, además de desarrollar un proyecto directamente relacionado con su profesión, han tomado la decisión, no siempre fácilmente entendible, de darlo todo por los demás de manera voluntaria. Esa ilusión la han plasmado en "Pura Vida", una iniciativa por la que los alumnos del instituto de Añaza han conocido durante los últimos tres años la biodiversidad de su litoral.

Ayer era un día de muchos nervios en el IES del barrio sureño, sobre todo para Ana, Raquel, Ayoze, Zeben, Tana y Javi, que debían exponer la conclusión de un año de intenso trabajo y sacrificio para que sus compañeros conocieran su esfuerzo y el nivel de conocimiento que tenían de la biodiversidad en el medio costero de su zona, y más cuando el mar está a apenas 800 metros de la puerta del instituto.

Los seis se defendieron muy bien. Presentaron el tema con un alto nivel en cuanto al soporte tecnológico e informático, trabajado íntegramente por ellos, al igual que el guión de la exposición y, por supuesto, el trabajo de campo.

Tras la charla, que salió adelante por la educación y compostura de los alumnos, y el esfuerzo incomensurable de Marta Reguiero, mediadora entre el centro y los coordinadores de este apasionante proyecto, los chicos estaban especialmente activos, pero sin la tensión y los nervios del principio. Ana, todo carácter y que lleva los tres años implicada en esta iniciativa, comentaba que se involucró porque "me gusta el mar". Sus compañeros hablaban de "una forma de pasar el rato", pero todos reconocen que han aprendido a conocer y respetar su entorno.